Imprimir esta página

A juicio por primera vez en España la patria potestad de un yihadista

Martes, 01 Diciembre 2020 11:48
Valora este artículo
(0 votos)
por

Un juzgado madrileño decidirá mañana miércoles, por primera vez en España, sobre la patria potestad de un condenado por terrorismo yihadista, a raíz de una demanda de su exmujer para que no pueda ver a sus hijos, y después de la suspensión del juicio el pasado 6 de octubre por problemas técnicos. El Juzgado de Primera Instancia número 75 de Madrid tuvo que aplazar el juicio ese día por problemas técnicos que impedían que el recluso se conectase desde el centro penitenciario de A Lama (Pontevedra), tras repetidos intentos. Nabil Benazzou Benhaddou cumple condena por terrorismo yihadista en esa prisión y su exmujer, Raquel Alonso, reclama que la patria potestad de los dos hijos de ambos, de 18 y 13 años, se le atribuya exclusivamente a ella.

 

Raquel Alonso es la autora del libro "Casada con el enemigo" y fundadora de la Asociación contra el Radicalismo Extremista y Víctimas Indirectas (Acreavi). Su exmarido fue condenado a ocho años de cárcel por un delito de integración terrorista como miembro de una célula denominada Brigada Al Andalus, desarticulada en 2014 en Madrid, tras cambiar radicalmente sus costumbres (hasta ese momento occidentalizadas) y, según la demanda que ha dado origen al proceso, "pasar a ser de una persona amable, cariñosa y dialogante a volverse intransigente y de conducta agresiva".

 

Para justificar este comportamiento, la demanda, a la que ha tenido acceso Efe, relata todo el proceso de radicalización de Benazzou desde 2011, en coincidencia con la muerte de su padre y su despido en el trabajo. El escrito se detiene especialmente en la labor de adoctrinamiento que realizó con su hijo, hasta tal punto que quiso enviarle a Siria para combatir con la Yihad, así como obligar a su primogénito a visionar un vídeo en el que degollaban a "cuatro infieles". Raquel Alonso afirmó en la puerta del juzgado, el día que se tuvo que suspender el juicio, que a pesar de ser "horrible, porque tienes que volver a pasar por el mal trago", seguiría "luchando, a por todas".