domingo. 29.01.2023

Activistas paralizan el desalojo de un centro social en A Coruña

 redacción .- Medio centenar de activistas de la plataforma Stop Desahucios han paralizado hoy el desalojo de un "centro social okupado" en el barrio coruñés de Palavea, a donde acude gente diariamente para realizar diferentes actividades promovidas por este colectivo.

redacción .- Medio centenar de activistas de la plataforma Stop Desahucios han paralizado hoy el desalojo de un "centro social okupado" en el barrio coruñés de Palavea, a donde acude gente diariamente para realizar diferentes actividades promovidas por este colectivo. A las 10:00 horas de hoy los activistas han iniciado una concentración ante el centro social, ubicado en el número 31 de la calle Río Quintas, en la Nacional-550 cerca del municipio de Culleredo, donde han permanecido hasta pasadas las 14:00 horas con amplia presencia policial.

En torno al mediodía, los integrantes de Stop Desahucios han protagonizado dos cortes de tráfico durante algo más de media hora, por lo que se han movilizado hasta siete unidades de la Guardia Civil de Tráfico y otro vehículo camuflado. Tras provocar importantes retenciones de tráfico, efectivos de la Policía Local han acudido a la zona, así como un helicóptero de la Guardia Civil, que la ha sobrevolado durante más de una hora. Los activistas han mantenido asimismo un breve enfrentamiento dialéctico con las fuerzas de seguridad, pero seguidamente han abandonado la vía y se han retirado a la acera, con consignas como "En esta ciudad no se desaloja" y "Vivir es un derecho, tener casa también".

Todo este proceso se ha producido con la presencia de dos furgones de antidisturbios de la Policía Nacional, que eran los destinados a realizar el desalojo que finalmente no se ha producido. El procedimiento surgió en agosto de 2011, cuando la propietaria de este antiguo internado infantil religioso puso una denuncia en el juzgado por "usurpación de bien inmueble".

A partir de ahí, el tribunal trató de localizar a las personas que tienen que declarar como imputados, aunque se solicitó como medida cautelar el desalojo, pues la empresa que adquirió los terrenos a Novagalicia Banco piensa hacer una residencia de ancianos. La orden daba de plazo hasta hoy a las 12:00 horas para el desalojo voluntario, pues a partir de ahí dejaba abierta la posibilidad de que la policía actuase para conseguirlo, una actuación que los activistas no esperan que se produzca hoy.

El portavoz de Stop Desahucios, Héctor Tejón, ha asegurado ante los medios de comunicación que es "el único centro social de este tipo que queda en A Coruña" y por eso es "muy importante" que siga como espacio liberado, tanto para "dar alojamiento a personas que lo necesitan" de manera puntual como para "hacer palestras" u otras actividades.

Las escenas de mayor tensión llegaron cuando los agentes de tráfico pararon a una conductora por tocar el claxon en apoyo a los activistas y estos saltaron de forma inmediata a la carretera para arroparla, aunque finalmente se marchó y uno de los agentes permaneció apuntando las matrículas de todos los que utilizaban señales acústicas, que se enfrentan a sanciones de hasta ochenta euros.

Activistas paralizan el desalojo de un centro social en A Coruña
Comentarios