sábado. 13.07.2024

Dos de los tres atracadores de la joyería coruñesa asaltada hoy han sido detenidos por la Policía Local y un agente de la Guardia Civil que no estaba de servicio y que paseaba por la zona. La joyería Calvo, situada en el número seis de la coruñesa Rúa Nueva, ha sufrido hoy un atraco a plena luz del día en torno a las 11.30 horas.

 

Los agentes de la Policía Local acudieron al local tras el aviso de unos viandantes y observaron salir a dos individuos en distintas direcciones, por lo que procedieron a localizarlos. Un miembro de la Guardia Civil, destinado en su Galdácano natal, daba un paseo por la zona, sin estar de servicio, cuando vio salir a tres personas "corriendo y encapuchados" y "logró detener a uno". "Tras forcejear un par de minutos consiguió reducirlo hasta que hicieron acto de presencia sendas patrullas de la Policía Local y el Cuerpo Nacional de Policía", explican desde el Instituto Armado. Al primero lo detuvieron en la próxima calle Vista y al segundo lo interceptaron en el paseo marítimo con la ayuda de cámaras y de un agente del grupo que se desplaza en bicicleta, según explican desde el Ayuntamiento.

 

Una clienta ha indicado a los medios de comunicación lo que sucedió en el interior de este céntrico local, que "es la tercera vez que lo atracan", por lo que "las dependientas no mostraron resistencia". "Nos mandaron tirarnos al suelo en inglés, con un acento de Europa del Este. Entraron, hicieron su trabajo, amenazándonos con pistolas dos, mientras el otro cogía sus relojes", ha relatado sobre estas tres personas. Según su testimonio iban "tapados, con pelucas, gafas, gorro de lana, todos muy mal disfrazados", aunque de manera que no resultan reconocibles fácilmente.

 

Cuando estaban dentro, los gritos alertaron a los agentes de la Policía Local que patrullaban por la zona, que "entraron" y "uno -de los atracadores- tiró a un agente al suelo, rompieron la puerta y escaparon". Testigos que estaban fuera han explicado a EFE que observaron cómo salían varias personas de este local y rompían la puerta en su huida, por lo que ahora la calle se encuentra repleta de fragmentos de cristal

Atracan una joyería en el centro de A Coruña a punta de pistola