jueves. 18.04.2024

Barcelona y A Coruña saludaron hoy en Berlín la creación del nuevo Movimiento Democracia en Europa 2025 (DiEM25) liderado por el exministro griego Yanis Varufakis, que presentó a los mandatarios de ambas ciudades "rebeldes" como ejemplo de que el cambio es posible.

 

"Europa puede volver a ser Europa si la ponemos en manos de su gente", aseguró la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en un mensaje de vídeo proyectado en el teatro Volksbühne de la capital alemana, elegido para la presentación oficial de DiEM25. Colau mostró su vergüenza por los muertos en las playas de Lesbos o en las alambradas de Melilla, la persistencia de los desahucios mientras hay miles de viviendas vacías o el "golpe de estado" orquestado desde Bruselas contra la ciudadanía griega.

 

"Somos millones quienes no nos resignamos", aseguró para saludar la creación de un movimiento que ayude a democratizar la UE contando con su gente, de abajo hacia arriba y cooperando en lugar de compitiendo.

 

"Necesitamos de nuevo las brigadas internacionales", ratificó desde el escenario berlinés el teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, quien participó en la jornada de debates organizada en la capital alemana. Junto a él, el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, recordó cómo en las pasadas elecciones municipales españoles se demostró que era posible "ganar su juego electoral" y devolver el poder a la gente, ciudadanos golpeados por la crisis y las políticas de austeridad que ahora están en el gobierno de las ciudades.

 

"Es hora de hacerlo a nivel europeo", subrayó Ferreiro. También subió al escenario el eurodiputado de Podemos Miguel Urbán, quien comenzó su intervención reclamando la "liberación inmediata de los titiriteros detenidos por hacer teatro" en España, en referencia a los dos artistas acusados de enaltecimiento de terrorismo tras una representación en Madrid.

 

Urbán criticó a la europa "cínica" de las instituciones y reclamó unidad ciudadana. "Imaginaros la cara de Merkel, Juncker, Rajoy u Hollande, cuando descubran que nos hemos organizado, que hemos decidido hacer política y que el poder es nuestro y no de ellos", señaló.

Barcelona y A Coruña, presentadas en Berlín como ejemplo del cambio posible