sábado 23/10/21

CCOO acusa al Gobierno de utilizar Navantia "como chiringuito privado"

El sindicato CCOO en Navantia Ferrol ha acusado este viernes al Gobierno de utilizar a la empresa "como su chiringuito privado colocando a políticos con salarios desorbitados" y ha mostrado su "más profunda decepción e indignación" tras la salida de su presidenta, Belén Gualda, que pasará a dirigir la SEPI, accionista mayoritaria del astillero.

 

El sindicato CCOO en Navantia Ferrol ha acusado este viernes al Gobierno de utilizar a la empresa "como su chiringuito privado colocando a políticos con salarios desorbitados" y ha mostrado su "más profunda decepción e indignación" tras la salida de su presidenta, Belén Gualda, que pasará a dirigir la SEPI, accionista mayoritaria del astillero.

En un comunicado, el sindicato carga contra "la forma en la que está gestionando una empresa pública", que acumula tres presidentes "en menos de tres años".

Para la central, el Gobierno "no tiene intención de abordar los problemas que asfixian a nuestra empresa".

"Hemos hecho un gran esfuerzo por negociar un plan industrial en 2018 que garantizara el futuro de nuestra empresa y nuestra comarca, pero sin un cambio de rumbo no tardaremos en volver a la situación catastrófica que nos llevó a negociar dicho plan", indica.

De este modo, ha denunciado "el deterioro de los procesos productivos, de las relaciones laborales y la calamitosa situación económica" de la compañía.

Según CCOO, los directivos elegidos para Navantia "nada conocen de cómo se gestiona una empresa como la nuestra y lo único que hacen es reafirmar a las actuales direcciones corporativas".

A su juicio, "son el auténtico cáncer de Navantia; la plantilla ha pasado de ser la que diseñaba y fabricaba los productos a mera gestora de compañías auxiliares".

Además, ha indicado que la "subcontratación se ha multiplicado por tres o cuatro mientras la plantilla principal se ha reducido a menos de la mitad".

"Las pérdidas, lejos de reducirse, han pasado a superar en algunos ejercicios los 300 millones de euros", ha recalcado el sindicato.

La organización ha reclamado que ocupe "la presidencia alguien relacionado con el sector naval, conocedor de nuestros procesos y con una solvencia contrastada, nada de políticos de segundo nivel que no se sabe dónde colocar".

Finalmente, ha emplazado a "un Gobierno que lleva por bandera la defensa de lo público" a ayudar a "una plantilla pública que no se siente defendida".

Comentarios