sábado 31/7/21

Continúa la toma de declaración a testigos del crimen de Samuel en A Coruña

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha mostrado este lunes su "rechazo total" a la "brutal" agresión mortal que sufrió el joven Samuel, de 24 años, en A Coruña este sábado, un crimen por el que se tomó declaración a los testigos a lo largo del fin de semana y que continúa hoy.

policia8

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha mostrado este lunes su "rechazo total" a la "brutal" agresión mortal que sufrió el joven Samuel, de 24 años, en A Coruña este sábado, un crimen por el que se tomó declaración a los testigos a lo largo del fin de semana y que continúa hoy.

"Hay ciertas identificaciones" ya tras lo sucedido, ha indicado Miñones, si bien continúa el proceso de toma de información tras la declaración de los testigos y el visionado de los vídeos de la paliza que recibió el joven, que era auxiliar de enfermería en la Institución Padre Rubinos.

Lo que no hay por el momento son detenidos, pese a que ayer una fuente policial avisó de 13 detenciones por estos hechos y se informó de las mismas, un proceder que requiere de "prudencia" porque este momento de la investigación es "clave" y "los detalles son importantes", ha matizado el delegado.

Aunque dichas detenciones se producirán, previsiblemente, el delegado del Gobierno pide "tiempo" y "dejar trabajar a los profesionales", pues se están realizando las investigaciones "oportunas y siguen abiertas" todas las vías.

Tras expresar en varias ocasiones su condena por este crimen y su afecto y cariño a la familia de Samuel, ha subrayado que "la sociedad en la que estamos no se puede permitir esta violencia".

Por ello, y para poner ante la justicia a los que han realizado esta agresión, Miñones apela a dejar trabar a los profesionales que siguen el caso. "Es necesario que las investigaciones sigan su curso", ha abundado.

El delegado del Gobierno ha dicho también, preguntado por si se ha tratado de un crimen homófobo, que "no se descarta ninguna de las vías", y que tras tomar declaración a "todos los testigos, a partir de ahí, con la investigación, sabremos si se trata de un crimen homófobo o no".

En todo caso, es un crimen que "tenemos que condenar", ha resaltado.

Las primeras hipótesis apuntan a que la agresión pudo empezar a raíz de un conflicto con un teléfono móvil y las indagaciones se centran en esta cuestión.

El juzgado de guardia que lleva el caso ha decretado el secreto de sumario.

Son muchos los colectivos de la ciudad de A Coruña que han manifestado su total indignación y rechazo por esta violenta agresión y esta mañana se han repetido las concentraciones en señal de repulsa, también ante el Ayuntamiento de María Pita con casi un centenar de participantes que han guardado un minuto de silencio. 

Comentarios