domingo. 14.07.2024

Estos días, Manoliño ha vuelto a hacer su aparición en la orilla de la playa de Portosín. Y cuando Manoliño, o también conocido como Confi, hace acto de presencia para saludar, es todo un espectáculo.

Después de un tiempo sin dejar ver su aleta en la Ría de Muros y Noia, el delfín gallego conocido reapareció acercándose bastante a algunas playas de la zona. Sin embargo, su regreso fue objeto de cierta controversia. La atención no se centró tanto en el acercamiento del delfín a la orilla, sino en la actitud de ciertos bañistas en la playa de Boa, quienes no dudaron en interactuar con el cetáceo

Aunque esta acción puede parecer inofensiva, los biólogos de la Coordinadora para o Estudo dos Mamíferos Mariños (Cemma) advierten que no es apropiada. Según los expertos, cuando un delfín se acerca a la costa, lo más adecuado es dejarlo en paz y evitar el contacto con él.

De acuerdo con los expertos, es probable que el animal se haya asustado debido a los cohetes y la actividad náutica generada por la celebración religiosa, lo que podría haberlo llevado a acercarse a la costa en busca de seguridad.

Al ver al delfín tan cerca, varias personas que se encontraban bañándose, incluyendo a muchos niños, se aproximaron a él a pocos metros de la orilla. Este comportamiento fue criticado por una mujer que decidió contactar a la Policía Local para disuadir a las personas que interactuaban con el cetáceo.

Desde la Cemma se aclara que, efectivamente, no se debe interactuar con estos animales. Esto se sustenta en el Real Decreto 1727/2007, de 21 de diciembre, que establece sanciones por el mero contacto físico de embarcaciones o personas con el delfín o un grupo de delfines, como lo establece su artículo 4.

Esta regulación tiene como objetivo no solo la protección de la fauna marina, sino también la seguridad de las personas. Según los biólogos, los delfines pueden transmitir enfermedades de piel y pulmón a los seres humanos, lo que justifica la importancia de mantener una distancia prudente y respetuosa con estos magníficos animales marinos.

El delfín Manoliño vuelve y los expertos aconsejan salir del agua