martes 24/5/22

Detenido un empleado de una tienda de telefonía por estafar a clientes

La Policía Nacional ha detenido en A Coruña a un empleado de una tienda de telefonía que supuestamente realizó cargos fraudulentos en las tarjetas de al menos seis clientes por valores que oscilan entre los 300 y los 1.600 euros, informa la Jefatura Superior de Policía de Galicia.

juegos-moviles

La Policía Nacional ha detenido en A Coruña a un empleado de una tienda de telefonía que supuestamente realizó cargos fraudulentos en las tarjetas de al menos seis clientes por valores que oscilan entre los 300 y los 1.600 euros, informa la Jefatura Superior de Policía de Galicia.

El pasado día 16 de marzo, relata la misma fuente, una mujer denunció en comisaría que se habían producido tres cargos fraudulentos en su tarjeta, por valor de 1.250, 150 y 200 euros, realizados, al parecer, en establecimientos de apuestas.

Al mes siguiente, otra víctima denunció que el 14 de marzo le había sido realizado un cargo fraudulento en su tarjeta por valor de 300 euros, y también habían intentado realizar otro cargo similar que no llegaron a materializar.

A partir de estas denuncias, el grupo de investigación de la Comisaría de Distrito Sur de A Coruña realizó gestiones en las que pudo corroborar que ambas víctimas habían acudido a un establecimiento de telefonía de esta ciudad en los días y horas en los que se habían realizado los cargos.

Una vez hallada esta coincidencia, se localizaron otros cuatro denunciantes víctimas de hechos similares.

A todos ellos, a lo largo del mes de abril, les habían realizado cargos en sus tarjetas bancarias por valores que oscilaban entre los 300 y los 1.600 euros, tanto en establecimientos de apuestas como mediante transferencias bancarias a otras cuentas que ellos no habían ordenado.

A una de las víctimas también le habían duplicado la tarjeta de su teléfono móvil.

El punto común entre estas denuncias es que todos los denunciantes habían acudido a la tienda de telefonía en cuestión en los días que se realizan los cargos.

Los agentes localizaron al supuesto estafador, que es uno de los empleados del establecimiento de telefonía.

Así, lo detuvieron por un delito de estafa y usurpación de identidad el 2 de mayo.

El detenido, de 32 años, tenía numerosos antecedentes policiales por estafas y era requerido además por varios juzgados en relación a estos hechos.

Pasó a disposición judicial en la tarde del día 2 de mayo.

Las investigaciones continúan por parte de los agentes, para determinar si puede haber más víctimas de este estafador, el cual llevaba varios meses trabajando en el establecimiento de telefonía.

Una de las víctimas, al menos, le había aportado al detenido su correo electrónico, la contraseña de éste y los cuatro últimos números de su tarjeta.

Por parte de la Policía Nacional, se recuerda a la ciudadanía la importancia de salvaguardar los datos personales y bancarios, no aportando datos a terceros, a razón de intentar evitar las ciberestafas.

Detenido un empleado de una tienda de telefonía por estafar a clientes
Comentarios