miércoles. 21.02.2024

La Policía local de A Coruña ha detenido hoy a un hombre de 46 años al que le retiraron el vehículo tras dar positivo en un control de alcoholemia porque, horas después, se presentó en comisaría y se negó a abandonarla alegando que persistiría "molestando" a los agentes por "dejarlo sin coche".


La detención se produjo sobre las 4:30 horas, delante de la comisaría por un posible delito de desobediencia reiterada y resistencia a agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones.


Los hechos ocurrieron cuando, en el transcurso de la noche, este hombre fue parado por una patrulla policial en la calle Panaderas por conducir de manera anómala y, tras realizarle las pruebas de detección alcohólica, estas arrojaron un resultado positivo.


Por ello el vehículo fue inmovilizado por una grúa y retirado al depósito, ya que el conductor no tenía a nadie que pudiese hacerse cargo del mismo, pese a que se negaba a abandonarlo, informa la Policía local en un comunicado.


Transcurridas varias horas, este hombre se presentó en las dependencias policiales, manifestó a uno de los agentes que quería denunciarlos y dijo que no se iría del lugar, por lo que fue conducido hasta la puerta.


Poco más tarde, los agentes tuvieron que salir de nuevo de comisaría, en cuyo exterior permanecía este hombre tocando el timbre y golpeando la puerta de manera continuada, negándose a abandonar el lugar.


Después de varios intentos por parte de los agentes para que se marchase y recondujese su comportamiento, continúa el relato policial, el hombre manifestó que no abandonaría el lugar y que quedaría toda la noche molestándoles ya que le habían dejado sin coche.


Tras persistir en la desobediencia, fue detenido y trasladado a dependencias del Cuerpo Nacional de Policía, una vez reducido y esposado por los agentes ante su fuerte resistencia.

Detenido tras molestar a la policía por dejarlo sin coche al conducir ebrio