viernes 28/1/22

El acusado de incendiar una cafetería en A Coruña dice que oyó un "chisporroteo"

El acusado de haber provocado un incendio en una cafetería de la avenida de la Marina de A Coruña, de donde lo habían echado minutos antes por estar en estado de embriaguez, ha negado ser el autor de estos hechos aunque ha dicho que cuando salió y empezó a fumar escuchó un "chisporroteo".

El acusado de haber provocado un incendio en una cafetería de la avenida de la Marina de A Coruña, de donde lo habían echado minutos antes por estar en estado de embriaguez, ha negado ser el autor de estos hechos aunque ha dicho que cuando salió y empezó a fumar escuchó un "chisporroteo". La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido hoy el juicio oral contra el presunto autor de un incendio en un local coruñés a las 3:00 horas del 27 de abril de 2009. Según el fiscal, después de que lo hubieran echado actuó "molesto por dicho requerimiento" y "regresó al poco rato diciendo que se había dejado olvidado su mechero", por lo que "el camarero le entregó el suyo para que se fuera".

 

"Una vez salió al exterior y con intención de vengarse por la afrenta que él consideraba que se le había hecho momentos antes, encendió el mechero y aplicó intencionadamente durante un rato la llama sobre el toldo de metacrilato que conformaba la estructura que ocupaba los arcos de medio punto situados sobre la base del inmueble", relata. Su defensa pide la libre absolución al mostrar su "absoluta disconformidad" con unas conclusiones preliminares que no se corresponden "con la verdad" y niega los hechos detallados. Pide que en caso de culpabilidad se aplique delito de daños -por no llegar el gasto a 80.000 euros- con atenuantes de embriaguez y dilaciones, con seis meses de prisión, y no de incendio con siete años de cárcel y un pago que ronda los 30.000 euros, como se solicita.

 

El acusado (S.M.) ha reconocido que aquel día bebió y estaba en estado de embriaguez cuando acudió a dicha cafetería, donde estuvo un tiempo que no ha sido capaz de determinar, y se marchó cuando se lo dijeron, aunque no recuerda haber discutido con el camarero. "Busqué otro sitio hacia el Parrote para seguir bebiendo (...) Volví porque me había olvidado el tabaco y el mechero (...) Me dijeron que no lo había dejado allí y me dieron un mechero, después me di cuenta de que tenía el tabaco en otro bolsillo. Encendí un cigarrillo al salir y escuché como un chisporroteo, aunque no olía a quemado", ha dicho.

 

Entonces, según su versión, fue a otra cafetería, que estaba cerrada cuando llegó, y empezó a escuchar las sirenas de los bomberos, por lo que se dio la vuelta y se encontró a dos agentes de policía que se lo llevaron, aunque manifiesta no tener un "recuerdo nítido" de esa noche. Uno de los agentes ha comentado que vio, tras el quiosco que está al lado de Puerta Real, a un hombre que coincidía con la descripción que había dado el camarero y que se escondía, en "actitud vigilante", y sacaba la cabeza para observar el incendio que en realidad afectaba al local contiguo. "Le pedimos que nos acompañara y accedió voluntariamente, allí es donde el camarero dijo: 'Este es el señor con el que tuve problemas antes'", ha asegurado. El citado camarero ha comentado que la razón de que le pidiese al acusado que abandonase el local fue que se puso a orinar junto a la barra, le dio su mechero para que se marchase y más tarde se dio cuenta de que el exterior ardía, aunque no observó al autor de dicho incendio.

 

El acusado de incendiar una cafetería en A Coruña dice que oyó un "chisporroteo"
Comentarios