sábado. 22.06.2024

El aeropuerto coruñés de Alvedro ha realizado hoy un simulacro de accidente aéreo para analizar la coordinación y el tiempo de respuesta con un ejercicio en el que una aeronave se sale de la pista en el aterrizaje.

 

El Aeropuerto de A Coruña ha realizado durante un simulacro de accidente de aeronave cuyo objetivo es el de evaluar la capacidad de reacción, el grado de coordinación y el tiempo de respuesta de los colectivos e instituciones implicadas en la atención de una emergencia aeronáutica. La finalidad del simulacro es la de verificar la correcta implantación del Plan de Autoprotección, evaluando la resolución de un supuesto caso de emergencia.

 

El ejercicio ha consistido en simular el accidente de una aeronave Cessna 550 Citation, procedente del Aeropuerto de Asturias, que durante el aterrizaje sale de pista, según relatan desde Aena en un comunicado. Con este ejercicio, el Aeropuerto cumple la normativa de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) respecto a la planificación de las emergencias en los aeropuertos, según la cual se deben realizar periódicamente simulacros de accidentes de aviones de pasajeros en sus instalaciones.

 

El simulacro ha contado con la participación de la Axencia Galega de Emerxencias 112, la Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia 061, el Consorcio Provincial de Bomberos de A Coruña, Guardia Civil, Policía Nacional, Protección Civil, Delegación del Gobierno, Servicio de Emergencias de A Coruña, Xunta de Galicia, Control de Tráfico Aéreo y el Agente Handling del Aeropuerto, además de los colectivos internos del aeropuerto.

 

El simulacro comienza cuando una aeronave con dos tripulantes y sin pasajeros, tras aterrizar sale de pista, y al chocar sufre un fuerte impacto que afecta a los depósitos de combustible que empiezan a arder. Control de Tránsito Aéreo (ATC) avisa al Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI) por alarma acústica y al Centro de Coordinación de Operaciones Aeroportuarias (CECOPS).

 

El CECOPS activará al resto de unidades y se constituye el Puesto de Mando Principal (PMP), iniciando así las actividades contempladas en el Plan de Autoprotección. El SSEI se desplaza a la zona de emergencia, formando el Puesto de Mando Avanzado (PMA) y comenzando las labores de rescate y evacuación de los heridos, previa extinción del fuego.

 

Al lugar del supuesto accidente se van incorporando los distintos equipos activados, de manera que tanto la dirección del PMA como la del PMP son asumidas por los mandos correspondientes. En el punto de concentración de medios se agrupan todos los vehículos desplazados, que acceden ordenadamente a la zona del accidente para realizar sus cometidos. Una vez realizado el rescate y traslado de los dos tripulantes heridos, y realizadas las labores de recogida del material desplegado, se da por concluido el simulacro, sin que el desarrollo del mismo afecte en ningún momento a la operativa del Aeropuerto de A Coruña.

El aeropuerto de Alvedro realiza un simulacro de accidente aéreo