lunes. 17.06.2024

El juicio contra siete acusados de haber traficado con drogas ha quedado visto para sentencia tras su inicio el pasado 22 de septiembre y después de la nulidad de las intervenciones telefónicas decretada por el juez.

 

La sección primera de la Audiencia Provincial de A Coruña acogió los pasados días 8 y 9 de este mes de octubre las dos primeras sesiones del juicio contra once personas que iba a comenzar el 22 de septiembre, cuando cuatro de ellos mostraron su conformidad con penas de entre doce y dieciocho meses de cárcel.

 

Para los siete que restan, la Fiscalía pide penas de entre cuatro y cinco años de prisión, aunque las defensas esperan la libre absolución tras la declaración de nulidad de una serie de escuchas telefónicas de varias operaciones policiales relacionadas entre sí.

 

El abogado Manuel Ferreiro ha explicado, en declaraciones a EFE, que "tras decretar la nulidad de las intervenciones telefónicas no hay prueba alguna" contra sus dos clientes. De hecho, el fiscal en su informe se ha agarrado a que algunos acusados reconocieron algunos hechos, aunque sin llegar a concretar de qué se trataban y el resto de pruebas "son nulas". Tras los informes, el juicio ha quedado visto para sentencia, que todas las defensas esperan que sea absolutoria dentro de unas dos semanas.

 

En la primera de las operaciones policiales que llevaron a las detenciones se incautó a los detenidos algo más de cinco kilos de hachís y diferentes armas; la segunda se centró en la venta de cocaína por parte de uno de los acusados en la zona de la Sagrada Familia, en A Coruña.

 

En la tercera operación, según se indica en el escrito del Ministerio fiscal, se descubrió la venta de cocaína y hachís en dos inmuebles, uno en Miño y el otro en Vilarmaior, con más de 13.000 euros, ocho kilos de hachís y casi uno de cocaína

El juicio contra siete acusados de narcotráfico queda visto para sentencia