miércoles. 10.08.2022

El TSXG valida la legalidad de la cementera de Narón (A Coruña)

La sección segunda de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia revocó un auto de un juzgado de Ferrol sobre la cementera ubicada en Narón (A Coruña) y declaró la "imposibilidad de ejecución de la sentencia que ilegalizaba" el recinto, ha comunicado el Alto Tribunal gallego.

La sección segunda de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia revocó un auto de un juzgado de Ferrol sobre la cementera ubicada en Narón (A Coruña) y declaró la "imposibilidad de ejecución de la sentencia que ilegalizaba" el recinto, ha comunicado el Alto Tribunal gallego. Así, acoge los recursos de apelación del Ayuntamiento naronés y tres firmas vinculadas con el complejo. El auto revocado data de abril de 2019 y procede del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Ferrol.

 

En su fallo, el tribunal estima que hay "una nueva autorización ambiental integrada que habilita el uso e instalación de la planta de molienda". "La pretensión de ejecución de sentencia en los términos que se pretende resulta superada por la realidad sobrevenida; la nueva autorización ambiental integrada no fue impugnada", relata. Además, los magistrados han subrayado que no "se aprecia que se tratase de eludir el cumplimiento de la sentencia; se actualizan 122 autorizaciones ambientales, no solo la de la entidad codemandada".

 

Al mismo tiempo, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha indicado que la "asociación de vecinos demandante", la de la parroquia de Castro, "no la impugnó a pesar de conocer su publicación en el Diario Oficial de Galicia". En paralelo, los jueces han remarcado que concurren "los requisitos para apreciar causa legal de imposibilidad de ejecución de la sentencia".

 

A su entender, "existe la modificación del plan y aunque es una actividad sujeta a control ambiental previo al ejercicio de la actividad consta que ese control fue efectuado". De esta forma, el Alto Tribunal gallego alude a la "existencia de una autorización ambiental integrada en vigor, lo cual no excluye del control posterior que se ha de realizar por el Ayuntamiento durante el desarrollo de la actividad". "La vigencia de la autorización ambiental integrada permite a las instalaciones seguir en funcionamiento", ha remachado. Finalmente, ha valorado que la cementera podrá continuar "desarrollando la actividad industrial en su día autorizada y anulada por razones urbanísticas".

El TSXG valida la legalidad de la cementera de Narón (A Coruña)
Comentarios