domingo. 04.12.2022

Una exempleada de Audasa niega haber estafado 1,2 millones de euros a la empresa

Una mujer que había trabajado en Audasa, la concesionaria de la AP-9, ha negado este jueves haber estafado 1,2 millones de euros a la empresa.
autopista peaje
Una mujer que había trabajado en Audasa, la concesionaria de la AP-9, ha negado este jueves haber estafado 1,2 millones de euros a la empresa.

La sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña ha acogido la primera sesión del juicio contra una mujer y su marido por unos hechos que ocurrieron supuestamente entre 2011 y 2018.

La Fiscalía afirma, en el escrito de acusación, que ambos urdieron una supuesta trama para estafar 1.232.886,71 euros a la empresa, de la que ella era tesorera, por lo que reclama entre cinco y seis años de prisión.

Según el escrito de acusación, ella, que no ha admitido los supuestos hechos, había iniciado sus funciones de tesorera en 2008, pero fue a partir de 2011 cuando supuestamente "elaboró órdenes de transferencia ficticias" en las que ponía como beneficiaria una cuenta de la que era titular.

"Para realizar dicha conducta defraudatoria la acusada utilizaba para confeccionar las órdenes de transferencia mendaces, aplicaciones informáticas donde insertaba de forma escaneada las firmas de los responsables", continúa.

Añade que "en las citadas órdenes constaban formalmente como beneficiarios proveedores habituales de la empresa, cuando en realidad dichas operaciones no eran reales y el beneficiario único y destinatario de la transferencia era la propia acusada".

El Ministerio Fiscal afirma que realizó 341 transferencias por un importe de 1.232.886,71 euros y realizó una serie de ajustes, por lo que dice que el beneficio quedó en 1.224.851,13 euros.

Una vez en su cuenta, y siempre según el escrito de acusación, disponía del dinero y lo hacía supuestamente de común acuerdo con su marido.

Los hechos remitieron en 2018 y en 2019 fue despedida de Audasa, agrega el escrito.

Para la Fiscalía se produjo un delito continuado de falsedad en documento mercantil, por las órdenes de transferencia, en concurso medial con un delito de estafa, en el caso de la mujer; mientras que al marido lo acusa de estafa o blanqueo por imprudencia.

Reclama seis años de prisión para la procesada y cinco para el hombre, si bien los reduce a dos si se considera el blanqueo por imprudencia, además de pedir que ambos indemnicen solidariamente a los perjudicados por las cantidades supuestamente defraudadas y no devueltas. 

Una exempleada de Audasa niega haber estafado 1,2 millones de euros a la empresa
Comentarios