miércoles. 21.02.2024

Familiares, amigos y compañeros de profesión han despedido hoy al periodista Alejandro Armesto Buz en el tanatorio compostelano de Boisaca, un último adiós a un periodista de la vieja escuela que falleció el sábado a los 89 años y cuyos restos descansarán en el municipio de Pontedeume, donde residía de forma habitual. Por la capilla ardiente han desfilado infinidad de amigos y colegas de oficio que han querido despedirse de uno de los gallegos pioneros en la apasionante tarea de la comunicación.

 

A la ceremonia religiosa, breve e íntima, han acudido, entre otros, la responsable de Medios en la Xunta, Mar Sánchez Sierra; el secretario general de Cultura, Anxo Lorenzo, y el director de la Biblioteca de Galicia, Daniel Buján, en su caso también como agradecimiento a la última gran aportación del periodista a la cultura gallega con la donación de 7.000 libros, resumen de su periplo vital y profesional. También ha asistido a este acto religioso el regidor de Santiago de Compostela, Agustín Hernández, en reconocimiento a la trayectoria de uno de los más insignes periodistas de la Comunidad. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha querido dar el pésame a la familia de Armesto, a través de una llamada telefónica a sus hijos, también periodistas, ya que responsabilidades de su cargo le han impedido acudir a la ceremonia. El párroco que ofició ha hecho alusión a la "incansable" carrera periodística de Armesto y a sus 89 años dedicados a "hacer el bien".

 

El próximo miércoles se celebrará un funeral en la iglesia parroquial de Pontedeume. Armesto comenzó su trayectoria profesional en "El Progreso" de Lugo y en el "Faro de Vigo" y en 1963 fue nombrado consejero de Información de las Embajadas de España en Roma y en el Vaticano, en la época del Concilio Vaticano II. Desde 1969 hasta 1976 fue director gerente de EFE, a propuesta del presidente de la agencia, Manuel Aznar, fundó la Agencia Centroamericana de Noticias (ACAN-EFE) y completó la presencia de la misma en todos los países de América. Posteriormente, fue nombrado director del periódico "Arriba".

 

En 1980 se trasladó a Estados Unidos como consultor de "News International", del grupo Murdoch, y terminó su vida profesional en la Comisión Consultiva de la Dirección General de RTVE. Presidió la Unión de Agencias Europeas de Prensa, fue vicepresidente de la Asociación de la Prensa de Madrid y profesor de la Escuela Oficial de Periodismo. Galardonado en dos ocasiones con el Premio Nacional de Periodismo y con otras distinciones y condecoraciones, ganó con "Tiempo de morir" el Premio López Cuevillas de novela corta en el I Certamen Literario del Miño.

Familiares y amigos despiden a Armesto en una ceremonia íntima en Compostela