miércoles. 08.02.2023
A Coruña

Ferreiro: "Que los coruñeses estén tranquilos, no cambiaremos su forma de vida"

El líder de la Marea Atlántica de A Coruña, Xulio Ferreiro, nunca pensó, "con los pies en el suelo", en poder ser el próximo alcalde de la ciudad pero sí soñaba con ello porque contaba con una "base social" que lo hacía posible, pese a los "mensajes contaminados" que cree que trataron de impedirlo.

El líder de la Marea Atlántica de A Coruña, Xulio Ferreiro, nunca pensó, "con los pies en el suelo", en poder ser el próximo alcalde de la ciudad pero sí soñaba con ello porque contaba con una "base social" que lo hacía posible, pese a los "mensajes contaminados" que cree que trataron de impedirlo.

 

"Hay una parte de la ciudadanía que puede estar más intranquila porque llegaron muchos mensaje contaminados de lo que éramos o dejábamos de ser, pero pueden estar tranquilos, no venimos a aquí a acabar con las libertades de nadie, ni venimos aquí a cambiarle la forma de vida a nadie, sino que venimos a poner la institución al servicio de la ciudad", explica en una entrevista con Efe.

 

Profesor universitario, magistrado y en dos días regidor de la capital herculina, Ferreiro cuenta con el apoyo explícito del PSOE a su investidura pero aspira a un respaldo "total", también del BNG, pues no tiene "ninguna duda para pensar lo contrario" tras la reunión que mantuvo ayer con los nacionalistas y de la que destaca su "buena sintonía". Aunque gobernará en solitario, la Marea tendrá en cuenta las "líneas rojas" socialistas sobre políticas sociales y de empleo, con las que coincide, y ha escuchado de primera mano las iniciativas gallegas y de izquierdas a las que aspira el Bloque.

 

"No hay ningún tipo de tirantez", añade. El ejecutivo saliente del PP todavía no ha completado el traspaso de poderes que previsiblemente se cerrará la próxima semana, pero por el momento ya hay "alguna sorpresa y no muy positiva", como la relativa a la ejecución presupuestaria, pues los populares "gastaron el 70% del presupuesto en los cuatro primeros meses de gobierno". "Va a quedar poco dinero de aquí a final de año", lamenta Ferreiro, que no obstante ya prepara las 25 primeras medidas que pondrá en marcha a partir del sábado, entre ellas la renta de emergencia social para los más desfavorecidos.

 

Ahorro en salarios, transparencia y laicididad institucional son iniciativas que la Marea ya ha colocado en la mesa del Ayuntamiento a la que todavía no se ha sentado, pero desde la que se compromete a promover la participación ciudadana en los asuntos del Consistorio que ya se amontonan sobre ella. "Queremos empezar a trabajar desde el primer día y tenemos bastantes cosas ya encima de la mesa", asevera Ferreiro, que cita también temas judiciales pendientes como Someso, otros más urgentes por la inmediatez como las fiestas de agosto, ayudas para asegurar el consumo energético o del agua a quienes peor lo están pasando o la erradicación de asentamientos precarios en la ciudad.

 

Del diseño y puesta en marcha de este programa se ocupará el nuevo equipo de gobierno de la Marea, paritario y joven, cuya elección ha demostrado "la necesidad de un cambio generacional" ante el "tapón" que provocaba que "las personas que tuvieran menos de 50 años no contasen realmente en la política". Para Xulio Ferreiro, "ya era hora de que entrase sangre nueva y no solo cambiar las caras, sino también los valores". Con el azul como bandera por formar parte de la simbología de la ciudad, el líder de la Marea asegura que las identidades "no sirven para sumar" sin un proyecto común con valores compartidos.

 

Ese es precisamente el objetivo que persigue a nivel del Estado con su iniciativa de conformar una red de "ayuntamientos rebeldes" de la que formen parte además Compostela y Ferrol, Madrid y Barcelona, para conformar juntos una metodología, códigos éticos y propuestas programáticas para la sociedad. "Entre esas nuevas formas de hacer políticas proponemos dejar de competir entre ciudades y colaborar entre instituciones", indica sobre este encuentro que podría celebrarse el próximo mes de julio.

 

No obstante, en ese camino Ferreiro dice no saber "exactamente" la postura que mantendrán la Xunta o el Gobierno central, ambos del PP, ante ciertos comentarios que apuntan a que "es posible que alguien tenga la tentación de utilizar partidariamente las instituciones", como podría ocurrir con los presupuestos o la elección de ciudades para celebrar actos institucionales, cita. De ser así, continúa, "si establecemos alianzas entre ciudades y entre ayuntamientos con una visión política homologable, como puede ser Madrid, Barcelona, A Coruña o Santiago, podremos ser más fuertes y actuar en beneficio de los ciudadanos".

 

También a nivel gallego coincide con el líder de Compostela Aberta, Martiño Noriega, en apoyar una marea gallega de cara a futuras citas electorales por compartir un "modelo de unidad y liderazgo de la ciudadanía" que ha sido respaldado en las urnas. "Hasta ahora hemos visto que se han utilizado las instituciones muchas veces de forma partidaria, no pensando en los intereses de los ciudadanos sino en intereses de liderazgos individuales, de aparato y de partido. Espero que haya una colaboración leal y el Ayuntamiento de A Coruña va a estar ahí", asevera.

Ferreiro: "Que los coruñeses estén tranquilos, no cambiaremos su forma de vida"
Comentarios