sábado. 20.08.2022

Ferroatlántica plantea un ERTE para sus factorías de A Coruña y Cantabria

El Grupo Ferroatlántica ha planteado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para sus factorías de Sabón (Arteixo, A Coruña) y Boo (Astillero, Cantabria) por el alto coste de la energía y tras detener la producción industrial en la planta de Sabón, según había denunciado el comité de empresa.

logo_default

El Grupo Ferroatlántica ha planteado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para sus factorías de Sabón (Arteixo, A Coruña) y Boo (Astillero, Cantabria) por el alto coste de la energía y tras detener la producción industrial en la planta de Sabón, según había denunciado el comité de empresa.

Fuentes de la empresa han detallado a Efe que Grupo Ferroatlántica explicó esta semana a los representantes sindicales su decisión de implementar un ERTE que afectará a las plantas que Ferroglobe de Sabón, en Coruña, y de Boo, en Santander.

"Los altos costes energéticos que afectan gravemente a la competitividad de las fábricas hacen insostenible mantener operativas al 100% estas dos plantas de Ferroglobe en España. El proceso de los ERTEs empezará a ser preparado en próximas fechas", añaden las mismas fuentes.

La factoría de Sabón "ha parado el último de los tres hornos que tenía en funcionamiento, con lo cual la fábrica se encuentra en estos momentos sin ningún tipo de actividad industrial", asegura la representación de la plantilla en la planta coruñesa.

La empresa sostiene que este tercer horno, que estaba parado por tareas de mantenimiento, no se ha vuelto a poner en funcionamiento.

El comité de empresa afirma que la dirección ha comunicado que esta decisión está motivada "por los altos precios de la energía, principal coste de producción de esta factoría electrointensiva".

Con ello, ha avanzado la negociación de un ERTE, previsiblemente para septiembre, tanto para las plantas de Sabón como de Boo, en Cantabria.

El presidente del comité de empresa, Armando Platas, ha asegurado que está sorprendido por esta iniciativa "tras recibir la ayuda de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales) de 33 millones de euros" y después de "batir récords de beneficios en el primer trimestre del año", números que cree que se han superado en el segundo, del que todavía no hay datos cerrados.

De hecho, ha recordado el acto público, con múltiples personalidades políticas, que se celebró el pasado mes de junio en la planta, para celebrar el 50 aniversario y estas cuentas.

Reprocha "la deslocalización de la producción a otros países donde Ferroglobe tiene capacidad para fabricar silicio" y censura que esta producción esté "basada" en la fundición de cuarzo extraído de minas gallegas.

Ferroatlántica plantea un ERTE para sus factorías de A Coruña y Cantabria
Comentarios