domingo. 26.05.2024

Un total de 9 grupos empresariales han solicitado instalarse en el Puerto Exterior de A Coruña para habilitar centros industriales de fabricación de componentes de eólica marina. El presidente de la Autoridad Portuaria informó de ello esta mañana en la reunión del Consejo de Administración, en el que también destacó que el Puerto coruñés logró en el primer trimestre del año el mayor crecimiento de España en tráfico de mercancías, con un 31,78%.

La creación de un gran hub de eólica marina en el Puerto Exterior, con destino a la exportación al norte de Europa, es una de las líneas principales del proyecto A Coruña Green Port, que ha impulsado la Autoridad Portuaria con el objetivo de conformar un polo energético industrial y marino en Punta Langosteira, en la línea de la economía azul. Ante el interés que habían manifestado importantes corporaciones europeas, el 1 de marzo se abrió un plazo de dos meses para que las empresas presentasen sus proyectos.

Una vez que se cumplió este plazo, la Autoridad Portuaria registró 9 solicitudes formales. Ya se habían recibido las peticiones de Moncobra, del grupo Cobra, y Candieira Offshore Wind, del grupo Saitec, que fueron publicadas en el BOE el pasado 8 de febrero, y en los últimos días se recibieron las otras 7 solicitudes, correspondientes especialmente a empresas constructoras de parques eólicos marinos.

Los proyectos suman varios cientos de millones de euros de inversión privada y la creación de un gran número de puestos de trabajo. De cara a su tramitación, la Autoridad Portuaria ha contratado una asistencia técnica que analizará las propuestas y le ayudará a valorarlas y optimizar así el espacio disponible. El Consejo de Administración otorgará las concesiones de acuerdo a la normativa, siguiendo criterios de interés portuario, eficiencia, compatibilidad y madurez de los proyectos, así como su impacto en el desarrollo social y económico del área metropolitana de A Coruña.    

Otra de las líneas más relevante del “Green Port” es la generación, almacenamiento y distribución de hidrógeno y amoniaco verdes, para el que ya han presentado solicitudes formales las empresas Fisterra Energy, del grupo Blackstone, y Armonia Green Galicia, del grupo Ignis, ambas ya publicadas también en el Boletín Oficial del Estado. Se encuentran en tramitación asimismo los proyectos de Inditex y Enerfín.

Según han manifestado las propias empresas interesadas, el Puerto Exterior de A Coruña es una ubicación idónea para la instalación de estos complejos industriales vinculados a la transición energética y la descarbonización. Las explanadas terrestres, sus calados superiores a 20 metros, la situación geográfica, la disponibilidad una gran superficie de aguas abrigadas y la conexión a la red viaria de alta capacidad son ventajas competitivas muy importantes con respecto a otros puertos del entorno. En el caso de los componentes eólicos marinos, el tamaño de determinadas piezas, superior a 100 metros de longitud, obliga a habilitar fábricas en los puertos, dado que sería inviable construirlas en un polígono industrial convencional y transportarlas por carretera hasta el muelle para después llevarla a su destino final en alta mar.

Todo este proceso de desarrollo del Puerto Exterior en el ámbito de las renovables se lleva a cabo en coordinación con la Vicepresidencia primera y Consellería de Economía, Industria e Innovación de la Xunta de Galicia, en el marco de las actuaciones que viene realizando el Gobierno gallego para situar al Golfo Ártabro como un centro de referencia internacional. Está coordinado asimismo con Puertos del Estado, con vistas a su encaje en el sistema portuario español y en las condiciones inversoras de la Autoridad Portuaria.          

De forma complementaria a esta iniciativa, la Autoridad Portuaria licitó una asistencia técnica con el fin de acompañar al organismo público en la definición y redacción de los proyectos de las obras que serán necesarias para poner en explotación la zona sur de Punta Langosteira.

El contrato salió a licitación por importe de 937.000 euros y un plazo de cuatro años, e incluye el análisis y redacción de los proyectos de habilitación de la zona sur, tanto de obras marítimas (muelles, dragados…), como los de viales, redes de servicios, controles de acceso, etcétera. La ejecución material de estos proyectos requerirá en los próximos años inversiones de gran calado, que serán imprescindibles para poder albergar las futuras concesiones.

En la reunión del Consejo, el presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, informó de diferentes asuntos relativos a la gestión del puerto. Destacó entre ellos el excelente comportamiento de los tráficos, con un crecimiento del 31,78% en el primer trimestre del año, que es el mayor incremento de todo el sistema portuario español. El Puerto coruñés ya había obtenido el mayor crecimiento de España en el conjunto de 2022, con un 25,75%.

Estos registros son debidos en buena medida a la consolidación del Puerto Exterior como hub de intercambio de mercancías entre continentes, una posición que se ha logrado por la gran capacidad operativa de la dársena y a raíz de los cambios que se han producido en las cadenas logísticas internacionales.

El Consejo de Administración aprobó asimismo el otorgamiento de diferentes licencias de servicios portuarios.

Nueve grupos empresariales solicitan instalarse en Langosteira para fabricar...