sábado 23/10/21

La Guardia Civil recupera el tercer cañón del siglo XVI expoliado en A Coruña

La Guardia Civil investiga a siete personas por expoliar un cañón de bronce en Ribeira (A Coruña) que, tras ser recuperado, está pendiente de estudio para determinar su antigüedad y procedencia, aunque expertos de la Xunta creen que podría pertenecer alguna nave enviada por Felipe II a combatir en Inglaterra en 1596.

guardia-civil56

La Guardia Civil investiga a siete personas por expoliar un cañón de bronce en Ribeira (A Coruña) que, tras ser recuperado, está pendiente de estudio para determinar su antigüedad y procedencia, aunque expertos de la Xunta creen que podría pertenecer alguna nave enviada por Felipe II a combatir en Inglaterra en 1596.

Esta pieza, expoliada hace dos semanas en Punta de Espiñeirido, es una de las tres descubiertas casualmente por mariscadores de la zona el pasado 14 de abril; probablemente esa misma noche desapareció una de ellas, por lo que autoridades de la Xunta apoyadas por la Armada solo pudieron recuperar inicialmente dos de los cañones.

Un vídeo del hallazgo del cañón todavía sumergido y que estaba siendo expoliado, junto al relato contradictorio de algunos de los siete investigados por este tema y la denuncia de la Xunta, hizo posible que la Guardia Civil identificara a los presuntos autores de la desaparición del cañón, que acabaron entregando en el puesto de Boiro.

Los agentes sospechan que el expolio se debe al capricho personal de alguno de los investigados, al ver el cañón como un buen objeto de decoración.

De hecho y más allá de lo que se podría obtener de su fundición, su mayor importancia radica en la valiosa información histórica y arqueológica que aporta y que podría perderse si el cañón se extrae de su contexto y ubicación al dañar el yacimiento arqueológico subacuático en el que se encontraba.

El cañón ha sido trasladado al Museo del Mar de Vigo para tratar de estabilizar el metal y proceder a su restauración por parte de los técnicos de la Xunta que tratarán de recomponer "el puzzle" del que forma parte este cañón, junto a los dos que fueron extraídos inicialmente.

En el marco de esta investigación, realizada conjuntamente por el Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Noia y la Sección de Patrimonio Histórico de la Unidad Central Operativa (UCO), han sido investigadas siete personas, cinco hombres y dos mujeres, como presuntos autores de un delito contra el patrimonio histórico.

Comentarios