lunes. 17.06.2024
A. M. P, el joven de 19 años detenido e investigado por presunto parricidio, contó en su llamada a Emergencias que su padre, José Manuel, de 59 años, y él habían sido asaltados en el edificio en el que vivían en Esteiro, en el ayuntamiento de Muros (A Coruña).

Esta fue la primera versión del presunto autor de los hechos, que, según ha informado la Guardia Civil este sábado, se encuentra en los calabozos de Boiro a la espera del pase a disposición judicial, dentro del plazo de 72 horas.

Padre e hijo residían en el mismo inmueble, pero en pisos diferentes.

La víctima mortal era muy conocida en la zona porque hasta hace unos años estuvo al frente de un negocio hostelero, el cual precisamente ocupaba el bajo del edificio en el que se produjeron los hechos.

Fuentes del caso han indicado a EFE que el chico, que hoy fue sometido a un doble análisis, psicológico y toxicológico, comunicó que habían sido asaltados y que necesitaban asistencia sanitaria.

También han señalado estas fuentes que el padre presentaba cortes y golpes y que el hijo, dado de alta en el punto, tenía una herida que presuntamente se habría provocado él mismo.

Los episodios de discusiones entre ambos eran conocidos en el lugar e incluso hubo quien la pasada madrugada, cuando se produjo el crimen, escuchó gritos, pero precisamente por ser algo frecuente no pensaron en el fatal desenlace.

En redes sociales circulan vídeos del varón detenido en los que profiere amenazas, a veces con armas en sus manos, como es el caso de una machada.

Residentes en el lugar que conocían a ambos, por ser un núcleo pequeño, han relatado a EFE que el supuesto autor tenía problemas.

La investigación está en manos del equipo de Policía Judicial de Noia. 

El joven investigado por matar a su padre relató que habían sufrido un asalto