martes 18/1/22
GAL-RESERVAS BIOSFERA

La reserva de As Mariñas Coruñesas cede tierras a parados para actividad agraria

La reserva de la biosfera As Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo ha alcanzado su primer acuerdo con el que cederá terrenos privados a personas que están en paro para que desarrollen actividad agraria.

La reserva de la biosfera As Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo ha alcanzado su primer acuerdo con el que cederá terrenos privados a personas que están en paro para que desarrollen actividad agraria.La reserva de la biosfera As Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo ha alcanzado su primer acuerdo con el que cederá terrenos privados a personas que están en paro para que desarrollen actividad agraria.


La reserva de biosfera estrena su banco de tierras tras haber intercedido entre el propietario de una finca y uno de los alumnos de su programa de empleo "Rural emprende" para que el primero ceda la parcela al segundo con objeto de proporcionarle un medio para el desarrollo de una actividad económica.


Se trata de una finca de casi una hectárea de superficie situada en la parroquia de Ouces, del municipio coruñés Bergondo, tras haber formalizado hoy el convenio, acompañados del presidente de la reserva, José Antonio Santiso, en el propio terreno.


Con la iniciativa, la reserva de biosfera consigue la revalorización de una tierra en desuso para generar una oportunidad de empleo en el agro a personas actualmente en situación de paro, según detalla a través de un comunicado.


El principal beneficiario es Jesús Alberto Patiño, natural de Colombia, que lleva catorce años 14 años en España y que participa en el mencionado plan de empleo "Rural emprende" para formarse y tratar de aprovechar los potenciales del campo gallego.


Junto a él estará Armando Balazar, natural de Perú, un parado que lleva ocho años en España y que se beneficiará de la cesión de un terreno que está en desuso y que pertenece a una persona desde hace siete años.


Ambos prepararán el terreno, pues pretenden plantar lechugas o tomates para en los próximos meses y, en el momento adecuado, mirar cultivos a mayor escala de cebolla, maíz o pimiento entre otras opciones.


El presidente de la reserva espera que este primer acuerdo "sirva como ejemplo para lograr más terrenos y más personas desempleadas interesadas en trabajarlos" ya que está "convencido" de que el campo tiene una buena perspectiva de desarrollo económico en la comarca para generar un "mercado de proximidad".


En su momento, la presidenta del Consejo de Gestores Reservas de Biosfera Española, Joana Barber, abogó por que "todas las puertas -administrativas, políticas, sociales o ciudadanas- estén abiertas y que entiendan que el territorio reserva de la biosfera merece una manera diferente de gestión".


"Pedimos que todo el mundo entienda que si un territorio es reserva de la biosfera tiene que ser un lugar de ensayo de ciertas nuevas formas de gestionar", incidió la presidenta del Consejo Gestor, que también apuesta por la colaboración entre las 45 reservas españolas y por el "compromiso", la palabra "clave" en esta materia.


La reserva de biosfera estrena su banco de tierras tras haber intercedido entre el propietario de una finca y uno de los alumnos de su programa de empleo "Rural emprende" para que el primero ceda la parcela al segundo con objeto de proporcionarle un medio para el desarrollo de una actividad económica.


Se trata de una finca de casi una hectárea de superficie situada en la parroquia de Ouces, del municipio coruñés Bergondo, tras haber formalizado hoy el convenio, acompañados del presidente de la reserva, José Antonio Santiso, en el propio terreno.


Con la iniciativa, la reserva de biosfera consigue la revalorización de una tierra en desuso para generar una oportunidad de empleo en el agro a personas actualmente en situación de paro, según detalla a través de un comunicado.


El principal beneficiario es Jesús Alberto Patiño, natural de Colombia, que lleva catorce años 14 años en España y que participa en el mencionado plan de empleo "Rural emprende" para formarse y tratar de aprovechar los potenciales del campo gallego.


Junto a él estará Armando Balazar, natural de Perú, un parado que lleva ocho años en España y que se beneficiará de la cesión de un terreno que está en desuso y que pertenece a una persona desde hace siete años.


Ambos prepararán el terreno, pues pretenden plantar lechugas o tomates para en los próximos meses y, en el momento adecuado, mirar cultivos a mayor escala de cebolla, maíz o pimiento entre otras opciones.


El presidente de la reserva espera que este primer acuerdo "sirva como ejemplo para lograr más terrenos y más personas desempleadas interesadas en trabajarlos" ya que está "convencido" de que el campo tiene una buena perspectiva de desarrollo económico en la comarca para generar un "mercado de proximidad".


En su momento, la presidenta del Consejo de Gestores Reservas de Biosfera Española, Joana Barber, abogó por que "todas las puertas -administrativas, políticas, sociales o ciudadanas- estén abiertas y que entiendan que el territorio reserva de la biosfera merece una manera diferente de gestión".


"Pedimos que todo el mundo entienda que si un territorio es reserva de la biosfera tiene que ser un lugar de ensayo de ciertas nuevas formas de gestionar", incidió la presidenta del Consejo Gestor, que también apuesta por la colaboración entre las 45 reservas españolas y por el "compromiso", la palabra "clave" en esta materia.

La reserva de As Mariñas Coruñesas cede tierras a parados para actividad agraria
Comentarios