miércoles 27/10/21

El Puerto Exterior de Coruña refuerza su liderazgo en cereales con un nuevo sistema automático para garantizar la calidad de la mercancía

El presidente de la Autoridad Portuaria y los responsables de Agafac, entidad que representa a los fabricantes de alimentación animal, presentaron hoy esta dotación de vanguardia a nivel nacional
puerto-exterior-coruna-calidad-graneles

El presidente de la Autoridad Portuaria de A Coruña, Martín Fernández Prado, presentó hoy en el Puerto Exterior el nuevo sistema automático de recogida de muestras para el control de calidad de los cereales y todos los graneles agroalimentarios que llegan a Punta Langosteira. Se trata de un equipamiento de vanguardia en el sistema portuario español y europeo, y supone una mejora muy significativa en la rapidez y en la precisión de todo el sistema de control de calidad.

Esta nueva dotación, que permite agilizar el proceso de inspección de los graneles sólidos, para alimentación de la cabaña ganadera, que llegan a Galicia a través del Puerto de A Coruña, se ha incorporado gracias al acuerdo alcanzado por la Autoridad Portuaria de A Coruña, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Asociación Gallega de Fabricantes de Alimentos Compuestos (Agafac). 

El presidente de la Autoridad Portuaria subrayó que los cereales son un tráfico muy destacado en el Puerto de A Coruña y de forma especial en Punta Langosteira, con alrededor de 2 millones de toneladas al año. Esto significa que por el puerto coruñés, el primero de toda la cornisa cantábrica en este sector, llega el 75% de los cereales de importación de toda Galicia y prácticamente la mitad de todas las materias primas que utilizan las fábricas de piensos de la comunidad. 

En el acto estuvieron presentes también el presidente de Agafac, Francisco Javier Barcia, y el director de esta entidad, Bruno Beade. Esta asociación representa a los productores del 95% de los piensos que se fabrican en Galicia, conformando un sector estratégico que genera 1.500 puestos de trabajo directos y aporta el 1,5% del PIB gallego. Así lo recordaron tanto los responsables de Agafac como el presidente de la Autoridad Portuaria, que se mostró muy satisfecho por el papel del Puerto Exterior en el desarrollo de estos tráficos y las facilidades que ha supuesto la puesta en marcha de Langosteira para los importadores y los fabricantes de piensos.

Desde 2015, el Puerto Exterior acogió 400 operaciones de descarga de cereales, con un total de 5 millones de toneladas. Con estas materias primas se alimentan al año 260.000 vacas, 42 millones de gallinas y 500.000 cerdos, entre otras especies. Martín Fernández Prado subrayaba que estas cifras no solo demuestran que el Puerto Exterior funciona de forma óptima, sino también que supone un revulsivo para el desarrollo económico e industrial de las empresas de su entorno. Es el caso de destacados operadores como Pérez Torres, Galigrain y TMGA, que han dispuesto grandes almacenes con medios mecánicos de última generación y siguen acometiendo inversiones y ampliaciones. Cuentan con 140.000 metros cuadrados de superficie concesionada para el almacenamiento y distribución de cereales, y sus inversiones en Langosteira para la atención a este sector suman más de 50 millones de euros. 

En este sentido, Fernández Prado añadió que “la confirmación de que el Puerto tendrá ferrocarril es un gran respaldo para estas empresas, para los proyectos de la Autoridad Portuaria y para los futuros operadores de la dársena”. Destacó que la asignación de fondos Next Generation para la conexión ferroviaria es una magnífica noticia, dado que cubren el 100% de la inversión y son los más rápidos de gestionar, por lo que la obra podrá licitarse este próximo otoño.

Por su parte, el presidente de Agafac, Francisco Javier Barcia, agradeció a la Autoridad Portuaria su “total colaboración” y destacó la importancia de que Galicia sea pionera “en tener un dispositivo único en las instalaciones portuarias europeas”. Por su parte, el director de la entidad, Bruno Beade, señaló que su puesta en marcha supone un antes y un después en los sistemas de control de la cadena alimentaria. “Es un gran avance, un salto cuantitativo y cualitativo en el control de las materias primas porque multiplica por diez la velocidad de los sistemas tradicionales, extrema la eficacia en la recogida y refuerza la seguridad del personal”, subrayó.

El toma-muestras mecánico permite muestrear una media de 60 camiones a la hora, frente a los seis camiones a la hora del método manual y los 12 de una furgoneta toma-muestras. La gran rapidez y eficacia del nuevo dispositivo redundará en beneficio de un sector en el que los controles de las materias primas son cada vez más precisos para garantizar la seguridad de la cadena alimentaria, en la que los fabricantes de piensos son un eslabón fundamental. 

Su habilitación ha sido posible gracias a una inversión de la Autoridad Portuaria de 150.000 euros, encuadrada en la construcción del Puesto de Inspección Fronteriza del Puerto Exterior, que supuso en total 450.000 euros. 

 

Comentarios