miércoles. 08.02.2023
Reganosa

Quince entidades firman un escrito para evitar la nueva tramitación de Reganosa

Quince entidades de la comarca de Ferrol han presentado, en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, un escrito de alegaciones para pedir la nulidad de la nueva tramitación que necesita Reganosa después de que el Tribunal Supremo anulase la autorización previa y el proyecto de ejecución de la planta.

Quince entidades de la comarca de Ferrol han presentado, en el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, un escrito de alegaciones para pedir la nulidad de la nueva tramitación que necesita Reganosa después de que el Tribunal Supremo anulase la autorización previa y el proyecto de ejecución de la planta. El Supremo anuló, a través de dos sentencias, la autorización administrativa previa para la instalación de la regasificadora, que data de 2002, y su proyecto constructivo, desarrollado en 2004, al considerar el juez que no se adecuaba al régimen de ordenación del territorio de entonces.

 

La Subdirección General de Hidrocarburos, dependiente del mencionado ministerio, anunció el pasado 30 de mayo en el BOE que se sometía a información pública la nueva solicitud de Reganosa, que se había visto obligada a tramitar después de las resoluciones. Es por ello que estas entidades ecologistas, políticas, vecinales y sociales, lideradas por la Asociación para la Defensa Ecológica de Galicia (Adega), solicitan la nulidad de la tramitación por "fraude de ley, desviación de poder y vulneración del derecho por intentar eludir el cumplimiento de una sentencia".

 

El 27 de mayo, el Consejo de Ministros, en un acuerdo "excepcional", decidió excluir a Reganosa del trámite de evaluación de impacto ambiental, basándose en el estudio que hizo la propia empresa titulado "Informe de viabilidad ambiental de la planta de regasificación de Mugardos". Por esta decisión, en la nota emitida este martes acusan también al Gobierno en funciones de la "vulneración del principio de confianza legítima, por la tramitación del expediente por la vía de urgencia y sin cumplir con la preceptiva evaluación ambiental".

 

Asimismo, detallan que si la planta de Mugardos no deja de funcionar, su actividad podría ser para la Subdirección de Hidrocarburos constitutiva de delitos de "prevaricación, desobediencia del mandato del Supremo, de riesgo contra el medio ambiente y de riesgo para la seguridad colectiva". En conclusión, solicitan la "paralización inmediata" de la actividad de la planta hasta que no obtengan las preceptivas autorizaciones, algo que consideran "imposible" en el caso de la empresa de la ría de Ferrol.

Quince entidades firman un escrito para evitar la nueva tramitación de Reganosa
Comentarios