domingo 5/12/21

Recuerdo en A Coruña a una víctima del accidente que esperaba su cuarto hijo

Josep Sabaté Casellas, uno de los pasajeros de la aeronave accidentada que cubría la ruta entre Barcelona y Düsseldorf (Alemania), esperaba la inminente llegada de su cuarto hijo, el nuevo miembro de una familia rota por la tragedia y muy apreciada en A Coruña, ciudad en la que todos ellos residían. 

Josep Sabaté Casellas, uno de los pasajeros de la aeronave accidentada que cubría la ruta entre Barcelona y Düsseldorf (Alemania), esperaba la inminente llegada de su cuarto hijo, el nuevo miembro de una familia rota por la tragedia y muy apreciada en A Coruña, ciudad en la que todos ellos residían. El colegio de Fomento Montespiño, donde estudian los otros tres hijos de Josep y de Marta, su mujer, ha celebrado hoy una misa por todas las víctimas de este trágico siniestro y se ha sumado al minuto de silencio convocado en toda España en memoria de los que han tenido este fatal desenlace. La directora del centro educativo, Nieves García Huertas, se ha referido, emocionada, a Josep y Marta, "unos padres muy jóvenes" a los que ella veía "entregados a su misión", a su familia, a sus niños, que eran "lo más importante para ellos". Esta institución educativa fomenta la comunicación entre la familia y el colegio y tanto Josep como Marta "venían a las actividades y colaboraban mucho con nosotros", ya se tratase de competiciones o de reuniones informativas sin más.

 

De Josep, ha subrayado esta directiva a la prensa, solo puede decir que era "especialmente generoso, especialmente bueno, alguien que nunca decía que no, siempre era todo que sí, y, además, era muy optimista, todo le parecía fácil, con lo cual eso también era muy bueno". Josep Sabaté trabajaba en este momento para la firma alemana Esprit, a la que llegó en julio de 2014, y estaba pendiente del nacimiento de su cuarto hijo. Desde septiembre de 2009 y hasta su fichaje por Esprit, Josep trabajó para Inditex en la localidad coruñesa de Arteixo, primero como responsable de salud y seguridad de producto de Zara Niño y, desde diciembre de 2011, como responsable de salud y seguridad de producto en Zara para señora, caballero y niño. Sabaté era titulado en Ciencias Empresariales por la Universitat Autónoma de Barcelona y también ingeniero industrial en la rama textil por la Politécnica de Cataluña. La directora del colegio Fomento Montespiño se ha conmovido hoy al rememorarlo y al aludir a Marta, "que está a punto de dar a luz" y se encuentra con su familia en Barcelona.

 

"Se había ido los últimos días del embarazo para estar con su familia. Hablamos con ella ayer, esta mañana también, y le hemos transmitido el apoyo de todos", ha contado Nieves García Huertas, que ha señalado que muchos padres contactaron con el centro para ponerse a disposición de Marta. "Para lo que sea" y, en esta misma disposición, está el centro educativo, "para lo que necesiten, el colegio está a disposición, y más en estos momentos". Al resto de alumnos, en sus casas, les han explicado lo sucedido. "Yo a los míos y cada padre a los suyos", ha relatado Nieves, que ha indicado que hubo "exposiciones muy bonitas de cariño" e incluso preguntas por cómo está "la mamá" de los tres compañeros matriculados en Montespiño.

 

Se ha notado "la unidad de todos" los alumnos, ha reflejado la directora, una unión que se vio reforzada por este luctuoso suceso. El alcalde de A Coruña, Carlos Negreira (PP), que ha presidido el minuto de silencio de la corporación municipal, se ha querido sumar "al dolor de las familias, transmitirles todo el cariño que podemos y acompañarlas en el dolor, lamentando especialmente el fallecimiento de nuestro vecino Josep Sabaté". Son las reacciones que se producen un día después de un accidente que se ha dejado sentir en España y en el mundo con toda su crudeza.

 

Recuerdo en A Coruña a una víctima del accidente que esperaba su cuarto hijo
Comentarios