martes. 23.04.2024

Los cuatro motores Yamaha de una narcolancha que estaba varada y custodiada en una nave del Concello de Muxía han sido robados, presumiblemente por un grupo de ladrones profesionales. El robo ocurrió durante la noche y pasó desapercibido hasta la mañana siguiente, cuando se descubrió que los motores habían sido desmontados y robados.

La narcolancha que medía alrededor de 10 metros, había aparecido varada en la playa de Nemiña, Muxía, hace un mes en un episodio similar al registrado en Ribeira.

El robo fue llevado a cabo con habilidad, ya que los ladrones forzaron la entrada a la nave del Concello en O Muíños, donde estaba custodiada la narcolancha, desmontaron los motores, que pesan más de 250 kilos cada uno, y los transportaron sin ser detectados. Cada motor tiene una potencia de 300 caballos y un valor superior a los 40.000 euros, lo que significa que los ladrones se llevaron unos 170.000 euros en piezas.

Además del posible motivo económico, el robo podría haber sido realizado para borrar pruebas del uso y propiedad de la embarcación. Actualmente, la investigación está en curso y se desconoce el paradero de los motores robados. Es posible que estén en el mercado negro, incluso fuera de España, o que hayan sido utilizados para reemplazar los motores de otra embarcación similar.

Roban los motores de la narcolancha que apareció varada en Muxía (A Coruña)