martes 18/5/21

Un acusado de abusos acepta una condena de cuatro años y seis meses de cárcel

Un hombre acusado de abusar sexualmente de dos menores y de obligar a un tercero a presenciar los hechos ha llegado a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía y ha aceptado una condena de cuatro años y seis meses de prisión, ha informado a Efe el abogado de la defensa, Manuel Ferreiro.

Un hombre acusado de abusar sexualmente de dos menores y de obligar a un tercero a presenciar los hechos ha llegado a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía y ha aceptado una condena de cuatro años y seis meses de prisión, ha informado a Efe el abogado de la defensa, Manuel Ferreiro.

 

El juicio contra el varón para el que la Fiscalía solicitaba 36 años de cárcel y que iba a celebrarse en tres sesiones en la sección segunda de la Audiencia Provincial de A Coruña se ha saldado con el acuerdo de conformidad en el que se ha retirado la acusación de abuso sexual con penetración bucal contra uno de los menores. Según ha explicado el letrado, la acusación inicial parte de que su cliente abusó con penetración bucal de dos de los menores, pero una de estas víctimas negaba estos hechos.

 

El acuerdo considera que el condenado abusó de uno de los menores, mientras que, con los otros dos hubo un “abuso sin penetración”, así como los delitos de exhibición pornográfica y de obligar a los tres a presenciar los hechos. Por el mencionado abuso se han acordado cuatro años de prisión, mientras que por obligar a un menor a presenciar los hechos, seis meses. La rebaja, además, se ha realizado teniendo en cuenta dos atenuantes, por una parte, “la reparación del daño”, mediante el ingreso de 17.000 euros iniciales, y, por otra, “la intoxicación etílica”, ha explicado Ferreiro en declaraciones a los medios.

 

En concepto de indemnización se ha pactado un pago total de 23.000 euros, de los cuales este martes el acusado ha abonado 17.000 euros por el menor que sufrió abusos con penetración y el resto se pagará a plazos. Las partes han aceptado también cuatro años de libertad vigilada, una vez haya salido de prisión, y una orden de alejamiento de trece años. La Fiscalía, en su escrito de calificación, indicaba que el hombre les enseñó “material pornográfico” a los tres, hechos que cometió prevaleciéndose de la amistad que tenía con los progenitores de las dos de supuestas víctimas de abuso.

 

A este respecto, el fiscal señala, en su escrito de calificación, que el acusado acudía con frecuencia al domicilio en el que residían los dos menores, situado en el partido judicial de A Coruña, en el que se encontraba muchas veces el tercer menor, amigo de estos. De este modo, aprovechándose de esta “situación ventajosa” y “guiado por un ánimo de satisfacer su apetito sexual”, en la tarde del día 10 de abril de 2018, “embaucó” a los menores para que fuesen a su casa, prometiéndoles que allí les daría una equipación de fútbol, ante lo cual los tres accedieron. “Una vez en la vivienda, convenció a los niños para que viesen una película pornográfica, llegando a exhibirles varias de sus escenas a través de un teléfono móvil”, narra la Fiscalía.

 

Después, supuestamente abusó sexualmente mediante penetración bucal de uno de ellos, según el acuerdo, y obligó a los otros dos a presenciar los hechos.

Comentarios