martes. 23.04.2024

El conductor del turismo que el pasado domingo se estrelló contra un talud de piedra en Ortigueira (A Coruña), en un accidente que acabó con el fallecimiento del copiloto, está siendo investigado por homicidio imprudente y conducción bajo la influencia del alcohol, han informado a Efe fuentes cercanas al suceso.

 

El conductor, de 20 años de edad y cuyas siglas son C.M.O., fue trasladado al Hospital Arquitecto Marcide de Ferrol tras el siniestro y allí fue donde los agentes le realizaron las pruebas de alcoholemia, en las que dio positivo.

 

El resultado del primer test fue de 0,70 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado, mientras el segundo fue similar, de 0,67 miligramos, cuando la tasa legal permitida por la Dirección General de Tráfico es de 0,25 miligramos.

 

El accidente acabó con la vida de Diego Ríos, de 22 años, sobre las 8.15 horas del domingo en el lugar de O Viso, en la parroquia ortegana de Céltigos, donde minutos antes del accidente había finalizado la verbena de las fiestas patronales.

 

Según han informado las mismas fuentes, el conductor del turismo no llevaba puesto el cinturón de seguridad cuando se produjo el accidente en una curva ubicada en el kilómetro 60 de la carretera AC-682, pero solo sufrió heridas leves. El joven podría enfrentarse a una pena de entre uno y cuatro años de prisión por un delito de homicidio por imprudencia grave.

Un conductor de Ortigueira (A Coruña), investigado por homicidio imprudente