domingo 16/1/22

Enfermera Saturada: "Tras la primera ola, pasamos de ser héroes a parados"

La 'Enfermera Saturada', el alter ego del enfermero e influente gallego que acumula más de 800.000 seguidores en redes sociales, Héctor Castiñeira, asegura en una entrevista con Efe que "tras la primera ola de la pandemia de la covid" los enfermeros han pasado "de ser héroes, a parados".

enfermera

La 'Enfermera Saturada', el alter ego del enfermero e influente gallego que acumula más de 800.000 seguidores en redes sociales, Héctor Castiñeira, asegura en una entrevista con Efe que "tras la primera ola de la pandemia de la covid" los enfermeros han pasado "de ser héroes, a parados".

Bajo su pseudónimo femenino, "por una cuestión de mayorías en el campo de la enfermería", Castiñeira, considerado uno de los mayores influentes en divulgación sanitaria, es autor de nueve libros y acaba de publicar "Orgullo Enfermera" (Ed. Plaza & Janes Editores), una obra donde recoge cómo vivió la segunda ola de la pandemia por la covid y la campaña de vacunación masiva.

"En el libro explico la segunda ola, que podríamos calificar la ola de la desesperación porque cuando realmente pensábamos que las cosas irían a mejor, vimos cómo de nuevo se volvían a llenar las camas de los hospitales", recuerda.

Según el autor, que es enfermero desde 2003 y que ha trabajado en los hospitales 12 de Octubre y Dos de Mayo de Madrid, los aplausos y el apoyo recibidos durante la primera ola por parte de los ciudadanos no se repitieron en la segunda porque "cuando dejaron salir a la gente de casa, se olvidaron de lo que pasaba dentro de los hospitales".

También denuncia un "abandono" por parte de la administración, que, según el popular enfermero, "en vez de aprovechar los contratos hechos durante la primera ola para reforzar plantillas y mejorar la ratio de enfermeras por cada 1.000 habitantes, los enviaron al paro".

Para Castiñeira, los meses de la segunda ola fueron duros porque, aunque ya contaban con todo el material necesario para hacer frente y protegerse de la covid-19 en los hospitales, apunta que lo que faltaba era "gente que lo pudiera utilizar", por la finalización de los contratos hechos durante el primer período de la pandemia.

Tras meses de lucha, apunta el autor, llegó lo que considera "un éxito" en España: la campaña de vacunación masiva llevada a cabo por los profesionales sanitarios.

Según Castiñeira, parte de este éxito corresponde al trabajo de los enfermeros, que "a pesar de las agotadoras olas de la pandemia" hicieron frente "a la mayor campaña de vacunación del mundo".

Puntualiza, eso sí, que la población respondió "muy bien" al llamamiento de vacunarse, lo que facilitó y animó el trabajo de los sanitarios.

A parte de su trabajo como enfermero, Castiñeira tiene una importante labor de divulgación científica en las redes sociales, con un canal considerado el perfil más influyente en gestión sanitaria por la IMF Business School.

Durante la pandemia, sus más de 800.000 seguidores acumulados entre las diferentes redes sociales, estuvieron informados de cada avance del coronavirus y pudieron entender el alcance de la crisis sanitaria.

En un momento de mucha demanda de información, su trabajo de enfermero le permitió mostrar lo que ocurrió en el hospital a través de las redes.

Además, su perfil se convirtió en un canal de difusión de todas las novedades que se publicaban en cuanto a transmisión del virus, con el objetivo de que la gente comprendiese "cómo podían hacerle frente estando en su casa".

Castiñeira, optimista con el avance de la pandemia a pesar de los rebrotes, confía en que las vacunas funcionen "como lo han hecho hasta ahora" y que generen un escudo de defensa frente al virus.

Sin embargo, augura que "de esta pandemia, aunque se haya dicho mucho, no vamos a salir mejores".

"Espero que la sociedad siga valorando el trabajo de la enfermería, pero tengo muy poca esperanza en que los políticos hayan tomado algo de consideración con el papel desarrollado durante la pandemia", remarca.

De hecho, para Castiñeira la pandemia de covid ha servido para reflejar cómo la administración "está dejando morir la sanidad pública, destinando cada vez menos fondos".

"Podríamos decir que es como un suero que se está acabando y a nadie le importa; se está forzando a la población a contratar seguros privados, con listas de espera infames, que no funcionan como deberían", concluye.

Enfermera Saturada: "Tras la primera ola, pasamos de ser héroes a parados"
Comentarios