miércoles 25/5/22

Galicia afronta la retirada de mascarillas con la mayor cobertura vacunal de España

Galicia afronta la retirada de las mascarillas, que entrará en vigor el próximo miércoles, con la mayor cobertura vacunal de España, un 87 % de la población con pauta completa, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, que se eleva a casi un 94 % en cifras más recientes de la Xunta.

mascarilla-8547

Galicia afronta la retirada de las mascarillas, que entrará en vigor el próximo miércoles, con la mayor cobertura vacunal de España, un 87 % de la población con pauta completa, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, que se eleva a casi un 94 % en cifras más recientes de la Xunta.

En la comunidad gallega, hay 2.525.838 personas con pauta completa, según los datos gallegos de vacunación, lo que supone el 93,7 % de la población total. A nivel estatal el porcentaje de vacunados dado por el Ministerio es del 82,3 por ciento.

Por edades, las coberturas vacunales que aporta el Ministerio sitúan a Galicia con un porcentaje de un 95,5 % en mayores de 12 años, y un 61,3 % en los menores de esta edad. En ambos casos por encima de la media nacional, del 92,5 % y el 40,7 %, respectivamente.

Solo La Rioja supera a Galicia en uno de los índices, ya que cuenta con un 97,2 por ciento de personas mayores de 12 años con pauta completa, aunque entre los menores de esta edad su porcentaje queda por debajo del gallego, con un 53,7 %.

Sin embargo, en cuanto a la incidencia acumulada, el índice que determinaba en la fase aguda de la pandemia el nivel de riesgo de cada comunidad, Galicia se sitúa por encima del resto de España, con 837 casos por cien mil habitantes a 14 días y 459 a siete días, el doble que la media estatal, de 435 y 224 respectivamente.

En todo caso, este no es el dato fundamental ahora para el seguimiento de la pandemia ya que, desde la entrada en vigor de la nueva estrategia el pasado 28 de marzo, es la presión hospitalaria el índice para medir la evolución y la cifra de ingresados, lejos de atenuarse, se ha incrementado desde hace tres semanas.

Aunque desde la Consellería de Sanidad han puntualizado que no todos los pacientes están ingresados por covid-19, sino que en torno a la mitad de los 569 pacientes se deben a otras causas aunque hayan dado positivo por esta enfermedad.

Es un número de pacientes que resultaría alarmante hace un año, cuando al final de la Semana Santa, el Domingo de Resurrección que se celebró el 4 de abril, había 179 pacientes de covid ingresados en planta convencional.

En las unidades de cuidados intensivos, sin embargo, la evolución ha sido muy distinta y los últimos datos facilitadas por la Xunta son de 17 pacientes de covid-19, la mitad que hace un año, cuando la cifra se elevaba a 34.

Según datos anteriores del Ministerio, el pasado día 10 había un porcentaje en los hospitales gallegos de camas ocupadas por pacientes covid del 5,87 % en planta y 0,81 % en UCI, superior en ambos casos a la media nacional.

La tasa de nuevos ingresos por cien mil habitantes a siete días era de 14,47, la segunda más alta de España, después de la de Asturias, con 15,22, mientras que la media estatal es de 8.

Desde el inicio de la pandemia en Galicia han fallecido un total de 3.272 personas por la covid-19, una treintena en la última semana.

Además, se han contagiado en la comunidad uno de cada cinco habitantes, ya que el último boletín emitido por el Servizo Galego de Saúde (Sergas) muestra que el número total del contagiados asciende a 563.990.

Las cifras de contagios siguen elevadas en las últimas jornadas, en torno al millar diario o más, sin que se haya reducido desde que se puso en marcha la nueva estrategia tras la fase aguda de pandemia hace tres semanas, pese a que ahora ya no se realizan pruebas diagnósticas de confirmación más que a personas en entornos vulnerables.

Desde la Semana Santa del año pasado los casos activos también se han multiplicado, ya que había 2.167 frente a los 13.007 actuales, lo que supone seis veces más.

Pero a diferencia de entonces, estas personas no tienen ahora que guardar cuarentena ni confinarse, sino mantener las debidas medidas de precaución que se les recomiendan. Entre ellas el uso de mascarilla que, a partir de que el Consejo de Ministros lo apruebe el martes, ya no será obligatoria en interiores, excepto en centros sanitarios, farmacias y transportes públicos. 

Galicia afronta la retirada de mascarillas con la mayor cobertura vacunal de España
Comentarios