lunes 2/8/21

Galicia limita reuniones a 10 personas y amplía el control del ocio nocturno

La Xunta ha decidido reducir el número de personas no convivientes que se pueden reunir en el exterior de la hostelería, que pasará de 15 a 10 mientras en el interior sigue en 6, y también va a incrementar el control del ocio nocturno, ya que exigirá una prueba diagnóstica negativa para todos estos locales.

coronavirus verano terraza

La Xunta ha decidido reducir el número de personas no convivientes que se pueden reunir en el exterior de la hostelería, que pasará de 15 a 10 mientras en el interior sigue en 6, y también va a incrementar el control del ocio nocturno, ya que exigirá una prueba diagnóstica negativa o certificado de vacunación para todos estos locales desde el martes.

Así lo ha anunciado el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, en la rueda de prensa tras la reunión del comité clínico que ha decidido situar en nivel alto de restricciones, desde el sábado, los municipios de Ourense, Barbadás, A Illa de Arousa, Cambados, Vilagarcía de Arousa, Vilanova de Arousa y O Barco de Valdeorras.

Además, estarán en nivel medio Culleredo, Porto do Son, O Carballiño, Sarria, A Pobra do Caramiñal, Marín, Pontevedra, Redondela, Vigo, Caldas de Reis, Salceda de Caselas, Boiro, Ribadavia, Sanxenxo y Poio.

Estos tres últimos se mantendrán en "vigilancia especial", ya que se encuentran en el límite entre el nivel medio, en el que se pueden ocupar las terrazas al 50 % y el 30 % en interior, y el alto, en el que el interior de los locales está cerrado y las terrazas al 50 %.

Comesaña ha explicado que las nuevas restricciones de reuniones, que también recomienda que se apliquen en los domicilios particulares, se adoptan para "tratar de acotar" el incremento de contagios en la población que más preocupa, que es las más joven, por lo que hay que "dar un paso atrás" y hacer "un paréntesis" en la desescalada.

La limitación de 10 personas para reuniones implica a todos los ámbitos que regula la Xunta, lo que afectará también a actividades como campamentos, entre otros, y celebraciones como bodas, que entran dentro del sector de la hostelería, aunque se respetarán los eventos ya previstos para este fin de semana.

En cuanto a los locales de ocio nocturno, los que están en municipios en nivel medio ya exigían una prueba negativa o certificado de vacunación, pero a partir del martes será necesaria también para las localidades en nivel medio bajo, la mayoría, mientras los que están en alto seguirán cerrados.

El comité clínico también ha decidido cambiar el sistema para establecer las restricciones y optará, a partir de ahora, por un "modelo variable" que se ajustará no solo en función de la incidencia acumulada, como hasta el momento, sino sobre todo teniendo en cuenta la presión hospitalaria.

Así, municipios que cuentan con una incidencia acumulada que los haría subir de nivel de restricciones pueden mantenerse igual si la situación hospitalaria lo permite, ya que va a ser un "factor determinante", ha explicado el conselleiro.

Durán ha destacado que "la curva es ascendente" en la evolución de la enfermedad, con una incidencia acumulada de 210 casos por cien mil habitantes a 14 días, frente a los 91 de la semana pasada.

Este incremento es especialmente significativo entre las personas de 20 a 29 años, ya que la incidencia acumulada a 14 días es de 782, mientras que en el tramo siguiente, de 30 a 39 años, cae a 298.

Además, la positividad se sitúa en el 6,09 %, por encima del 5 % que establece la OMS para una situación de control de la enfermedad, y el número reproductivo instantáneo, los casos que se generan por un caso activo, es superior a 1,5.

En todo caso, "el impacto asistencial de momento es moderado", ha asegurado, por lo que se ha optado por adaptar el modelo para establecer las restricciones a la nueva situación epidemiológica "muy distinta a la de finales de diciembre", con una mayor presión hospitalaria.

Aún así, el conselleiro ha hecho un llamamiento "a la calma y el sosiego" en la desescalada porque el hecho de que haya menos ingresos en los hospitales no significa que solo las personas mayores acaben en la UCI. De hecho, hay cinco personas menores de 40 años en unidades de críticos, del total de diez ingresadas.

Por eso, ha insistido en que es necesario seguir cumpliendo con las medidas de seguridad de poner la mascarilla, mantener la distancia interpersonal y la higiene de manos, así como asistir a los cribados, a los que la semana pasada solamente acudieron un 41,8 % de los 41.000 citados.

En este sentido, ha anunciado que en pocos días ya estará disponible el sistema de autocita para solicitar un cribado en toda Galicia, y no solo en las áreas sanitarias de Ourense y Vigo, por lo que realizar una prueba diagnóstica será "más fácil" a partir de ahora.

Por su parte, el doctor Pedro Rascado, miembro del comité clínico, ha transmitido a la población joven que "no es invulnerable" y ha ahondado en que "aunque la situación es de menos riego no es de riesgo cero" y ni siquiera la vacuna protege de los contagios.

En las últimas 24 horas Galicia ha sumado 766 contagios de coronavirus, por los 742 del recuento previo, lo que eleva el total de casos activos a 6.298 y lleva el número de infectados a 135.755, mientras la presión hospitalaria sube levemente.

Comentarios