martes 24/5/22

La hostelería, aliviada por fin de restricciones pero ante meses "difíciles"

El sector de la hostelería y el ocio nocturno respira aliviado por el fin de las restricciones este sábado en Galicia. Restaurantes, bares y discotecas sobreviven como pueden este invierno, y afrontan la cuesta de enero con la esperanza de no volver atrás.

ocio-nocturno-coronavirus

El sector de la hostelería y el ocio nocturno respira aliviado por el fin de las restricciones este sábado en Galicia. Restaurantes, bares y discotecas sobreviven como pueden este invierno, y afrontan la cuesta de enero con la esperanza de no volver atrás.

“Volver a la normalidad siempre es un alivio. Queremos recuperar la normalidad. Es el camino que debemos seguir, sobre todo cuando estamos en un porcentaje tan alto de población vacunada y las terceras dosis ya están en los más jóvenes, con los menores de 30”, ha declarado a EFE Thor Rodríguez, presidente de Hostelería Compostela.

Rodríguez señala que “los próximos meses van a ser difíciles” para el sector, debido a "la cuesta de enero" y a los pagos que deben afrontar la mayoría de establecimientos.

En la madrugada del sábado, las principales restricciones establecidas en el periodo navideño, excepto la obligatoriedad del certificado covid en locales de hostelería y otros, se eliminarán en Galicia, de manera que dejarán de estar prohibidas las reuniones de no convivientes entre las 03:00 y las 06:00 horas, y los locales de hostelería, aparte de recuperar el uso de las barras, podrán abrir hasta la 01:00 horas y hasta la 01:30 el fin de semana.

Además, las mesas en el exterior podrán ser ocupadas con hasta 15 comensales, en lugar de diez como ahora, y vuelven a permitirse los cócteles, los conciertos y los espectáculos de pie.

En cuanto al ocio nocturno, podrá abrir hasta las 04:00 horas y hasta las 05:00 horas los fines de semana.

“Yo no soy epidemiólogo y seguiremos todas las recomendaciones del comité científico porque realmente queremos que nuestros espacios sean seguros, pero también queremos ir en la tendencia de recuperar el horario total de la hostelería”, ha expresado Rodríguez, que señala que no se han recuperado “del todo” los horarios, porque antes de la pandemia los bares podían cerrar “a las 02:30 horas” y las discotecas “en torno a las 06:00 horas”.

“Creemos que el siguiente paso debe ser ir a la recuperación de estos horarios de manera normal”, añade el hostelero, que sin embargo, afirma que lo que más preocupado tenía al sector eran los bares que “dependían exclusivamente de la barra”, así como el sector del ocio nocturno, que todavía “no ha tenido una verdadera recuperación”.

En referencia a las discotecas, asegura que “en ningún momento tuvieron una recuperación total”, a diferencia de bares y restaurantes, que empezaron a recuperar su actividad en los meses de verano, hasta de la llegada de la variante ómicron en diciembre.

Rodríguez apunta a un primer trimestre complicado para el sector, debido a la “cuesta de enero” y a los impuestos que a día 30 de enero la mayoría de establecimientos deben hacer frente.

“Está siendo un enero nefasto”, ha lamentado el hostelero, que añade que la mayoría de negocios que pidieron un crédito ICO no van a recibir el dinero hasta marzo, lo que agrava la situación.

Desde el sector esperan no dar pasos atrás, porque aunque las últimas restricciones “no fueron tan agresivas”, el miedo al covid y las cuarentenas sí que afectaron a sus negocios.

“Ha sido más una cuestión psicológica que de restricciones en sí”, asegura Rodríguez.

En cuanto al pasaporte covid, explica que “la mayoría de gente entra en los locales con él directamente en la mano” y que la población “ya lo ha asumido de una manera natural”, algo que les “facilita el trabajo”.

Ahora les queda resistir unos meses de invierno que en Galicia están siendo por el momento bastante soleados y con pocas lluvias, por lo que agradecen la autorización por parte de los ayuntamientos de la ampliación de espacios en las terrazas, así como la utilización de estufas y la exención de las tasas correspondientes.

El sistema, que ha tenido una gran acogida en general tanto por parte de los hosteleros como de los ciudadanos, permite mantener terrazas en plazas de aparcamiento y otros espacios urbanos, regulados por criterios estéticos, de movilidad y de seguridad.

En Santiago, la autorización, aprobada mediante la modificación de la Ordenanza Municipal de Terrazas e Quioscos de Hostalería se ha estado extendiendo debido a la pandemia y actualmente está vigente hasta el 30 de abril.

“La ampliación en espacios, unida a la instalación de estufas ha permitido que muchos locales puedan trabajar un poco más este invierno”, ha declarado Rodríguez, que asegura que Compostela tiene “muchísimas limitaciones en cuanto a espacios, sobre todo en el casco viejo”.

Pero que los locales que pudieron acogerse a la ampliación de terrazas presentaron sus proyectos y el ayuntamiento “les facilitó durante esta etapa covid su colocación”, añade.

En cuanto a posibles quejas, y en relación con la polémica surgida en la Comunidad de Madrid respecto a la nueva ordenanza en esta materia, Rodríguez asegura que en Santiago no le constan quejas vecinales, ya que “no se han alterado los horarios” y continúan trabajando en las terrazas con los mismos que había antes de la pandemia y que ahora les permiten servir en el exterior hasta las 23:30 horas.

La hostelería, aliviada por fin de restricciones pero ante meses "difíciles"
Comentarios