viernes 24/9/21

Inspectores de salud pública diseñarán un plan para vigilar a la hostelería

Inspectores de salud publica diseñarán un plan para vigilar que los hosteleros de Galicia cumplen con lo que firmarán en su declaración responsable una vez se ponga en marcha el nuevo modelo por niveles que la Xunta y el sector han seguido negociando este miércoles, sin que de momento hayan conseguido cerrar todos los flecos. 

terrazas 636

Inspectores de salud publica diseñarán un plan para vigilar que los hosteleros de Galicia cumplen con lo que firmarán en su declaración responsable una vez se ponga en marcha el nuevo modelo por niveles que la Xunta y el sector han seguido negociando este miércoles, sin que de momento hayan conseguido cerrar todos los flecos.

“Lógicamente y necesariamente va a haber un sistema de inspección”, ha dicho en Vigo el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, tras la reunión telemática con los hosteleros en la que participó también el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña.

Rueda ha explicado que la Xunta, “como promotora del sistema”, es la primera que tiene que garantizar su funcionamiento y ha anticipado “consecuencias” para quienes incumplan, “empezando porque no podrán estar disfrutando de los aforos y el sistema de funcionamiento al que te obliga ese nivel del que has hecho esa declaración responsable”.

Para controlar su cumplimento Rueda ha adelantado que la Xunta pedirá la colaboración de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, tal y como hizo para tratar de controlar los botellones, en cuya notable disminución tuvieron “muchísima” responsabilidad.

También se le pedirá a las asociaciones de hostelería que echen una mano en concienciación y vigilancia porque, según Rueda, será una “tarea de todos” pese a que esa tareas de inspección sean dirigidas desde el Gobierno gallego.

En todo caso, Rueda ha mostrado su confianza en la colaboración del propio sector porque con este sistema, ha dicho, “el resultado que se consigue es que todo el mundo, con diferentes niveles de aforo e intensidad, pueda trabajar y que nadie más tenga que volver a cerrar, que es lo que los hosteleros piden en primer lugar”.

En cuanto a la puesta en marcha de este nuevo sistema, Rueda ha dicho que quedan “flecos” por cerrar, pero que en todo caso entrará en vigor este mismo mes de septiembre.

“Estamos acabando de perfilar ese nuevo modelo de funcionamiento de la hostelería, que queremos tenga estabilidad una vez termine el periodo más intenso del verano y de aquí en adelante con independencia de la situación sanitaria”, ha explicado el vicepresidente. 

Comentarios