viernes 28/1/22

Ómicron sigue regando de máximos de casos el camino al pico de la sexta ola

Ómicron sigue dejando un alud de contagios en España, que encadena un día más cifras históricas de incidencia y un aumento en la presión asistencial, sobre todo en la atención primaria, lo que ha llevado a algunas comunidades a tomar medidas para descongestionar su sobrecarga en esta sexta ola.

omicrom

Ómicron sigue dejando un alud de contagios en España, que encadena un día más cifras históricas de incidencia y un aumento en la presión asistencial, sobre todo en la atención primaria, lo que ha llevado a algunas comunidades a tomar medidas para descongestionar su sobrecarga en esta sexta ola.

Así, en Cataluña las personas que resulten positivas en un test de autodiagnóstico rápido de antígenos que sean asintomáticas o tengan síntomas leves, ya no tendrán que contactar con el Centro de Atención Primaria (CAP) sino llamar a la farmacia, que se encargará de notificar el contagio al Departamento de Salud para iniciar el protocolo habitual de seguimiento.

De esta forma, 1.300 farmacias de las 3.200 que hay en esta comunidad ayudarán a aliviar la saturación de los centros de salud en un momento de altísima incidencia: en la última semana se han detectado 128.000 nuevos casos y siguen creciendo los hospitalizados, aunque comienza a ralentizarse la velocidad de propagación, lo que abre la esperanza a que en los próximos días se alcance el pico de esta sexta ola.

Esta medida ha provocado la respuesta del sindicato de emfermería SATSE, que ha criticado que la Generalitat "privatice" los diagnósticos.

Cataluña ha informado además de sus primeros y "pocos y anecdóticos" casos de flurona -coinfección de gripe y Sars-CoV-2- de esta temporada, sin que presenten una evolución más grave que aquellos contagiados solo por el coronavirus, según ha explicado este lunes la directora del Servicio Catalán de la Salud, Gemma Craywinckel, en una rueda de prensa.

En Madrid, donde desde hace unos días las pruebas de autodiagnóstico se consideran válidas para contabilizar positivos sin recurrir a una PCR salvo en caso de síntomas, el consejero de Sanidad madrileño, Enrique Ruiz Escudero, ha señalado que se ha producido "una tendencia de ralentización" de los contagios, cuyo pico confía en que se encuentre "cerca" .

Madrid registró este domingo 3.863 nuevos contagios frente a los 18.303 registrados el viernes, y 12 fallecidos frente a los 14 de hace tres días, mientras sube la presión hospitalaria con 1.808 ingresados en planta y 254 en UCI.

En Euskadi la incidencia acumulada continúa desbocada y ya son 4.469 casos por 100.000 habitantes en 14 días, un nuevo récord que se refleja también en los hospitales, que ya soportan una presión de 692 pacientes con coronavirus: 560 en planta y 132 en las ucis.

Aún es pronto para conocer el impacto de las celebraciones de Nochevieja, que no se verá reflejado en los datos que el Ministerio de Sanidad actualizará esta tarde tras cuatro días, tres de ellos festivos, sin hacerlo.

Los del pasado 30 de diciembre arrojaron un nuevo máximo de más de 160.000 casos y una incidencia a 14 días de 1.775 casos por cada 100.000 habitantes y a 7 días de 1.086, con lo que es de esperar que ese incremento se mantenga por ahora.

Ante estas cifras y la previsión de que sigan en aumento aún varios días, el Gobierno ha insistido en que la vacunación seguirá siendo la "estrategia prioritaria", aunque sigue "atento" a la evolución de la pandemia en España.

"Esperamos que la vacunación llegue lo suficientemente rápida, hay ya un calendario marcado", ha recordado en declaraciones a los periodistas en Sevilla la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, quien ha confiado en que "no haya afectación de las bajas laborales en ningún sector concreto que pueda perjudicar el funcionamiento de los servicios" públicos.

Si bien una de las consecuencias de la elevada transmisión es su repercusión en varios colectivos profesionales, entre ellos los trabajadores sanitarios y sociosanitarios: solo en Baleares, los sanitarios contagiados son 400, más del doble que hace una semana, y los trabajadores de residencias a 101, un 34,6 % más que el jueves pasado.

Incluso ha obligado a echar la persiana en algunos centros, como el de Torrejón del Rey (Guadalajara), que ha tenido que cerrar por las numerosas bajas entre su personal sanitario.

Para tratar de contener el avance imparable de ómicron, la Junta de Andalucía pedirá a su Tribunal Superior de Justicia (TSJA) que permita prorrogar hasta el 31 de enero la exigencia del pasaporte covid en hospitales, residencias, la hostelería y el ocio nocturno, pero no ampliará las restricciones actuales.

Mientras que el comité técnico Covid de Murcia ha decidido este lunes prorrogar hasta el 14 de enero las restricciones vigentes ante el aumento la última semana en un 60 por ciento de los positivos: en los últimos siete días se han contabilizado 6.052 casos en una región que mantiene el nivel de alerta 3 (alto).

Castilla y León, que ha sumado 22.341 nuevos casos de covid-19 y veintiocho decesos en hospitales en los últimos tres días, piensa mantener una política "activa" basada en el incremento de los rastreos, los test para la detección y la vacunación, que reforzará en los próximos días con la puesta en funcionamiento de los 22 puntos móviles del ejército asignados por el Ministerio de Defensa.

Galicia ha registrado 49.988 casos activos por covid-19, 1.715 más que un día antes, tras una nueva jornada en la que se ha reducido el número de nuevos contagios por la caída de pruebas diagnósticas pero en la que, sin embargo, vuelve a aumentar la presión hospitalaria.

Los hospitalizados en Cantabria también han subido a 149 en las últimas 24 horas, lo mismo que los ingresos UCI (25) y los contagios (999), unos datos que, para su presiente, Miguel Ángel Revilla, dan "la sensación" de que se está "en la fase final" de la pandemia con el que reconoce que habrá que "convivir".

En Navarra han sido 24 las personas ingresadas por esta causa y 1.809 los casos tras realizar 3.534 pruebas, lo que deja un 51,2 % de positividad y un incremento respecto al día anterior, cuando se contabilizaron 1.589 casos, pero se mantiene lejos de las cifras de jornadas anteriores.

La Rioja, por su parte, ha notificado un descenso en casos activos de covid-19, aunque hay más hospitalizados, que ascienden a 91, 27 más que el pasado jueves.

Ómicron sigue regando de máximos de casos el camino al pico de la sexta ola
Comentarios