martes 17/5/22

¿Cómo se hacen realmente las patatas fritas de McDonald's?

La cadena de comida rápida acaba de publicar un vídeo en su canal de YouTube en el que explica todo el proceso para resolver las dudas más habituales de sus clientes. 

La cadena de comida rápida acaba de publicar un vídeo en su canal de YouTube en el que explica todo el proceso para resolver las dudas más habituales de sus clientes.

 

La intención de la cadena de comida rápida era resolver las dudas a sus clientes y mostrar el proceso desde que las patatas llegan a la fábrica gasta que se sirven en sus restaurantes de todo el mundo. Las patatas son extraídas del campo y son trasladadas hasta la fábrica. Allí se lavan y se sumergen en un baño de agua salada.

 

Aquellas que flotan se eliminan al no cumplir con los estándares de calidad. Seguidamente se pelan mediante inyección de vapor y vuelven a ser lavadas, cepilladas y cortadas por unas cuchillas a cien kilómetros por hora.

 

La siguiente fase es la que más críticas ha cosechado. Las patatas pasan un control y aquellas que sean cortas, manchadas y no que no sean cuadradas son descartadas.

 

A las buenas se les añade dextrosa (glucosa) y pirofosfato ácido de sodio para evitar que pierdan el color amarillo. A continuación se fríen en aceite vegetal a 170º para que su exterior está crujiente. Por último se introducen en el túnel de congelación y se envía a los restaurantes.

 

¿Cómo se hacen realmente las patatas fritas de McDonald's?
Comentarios