viernes. 12.08.2022

Los médicos diagnosticaron a Jaxon de una enfermedad rara del tubo neural denominada anencefalia. Nació sin una parte del cerebro y del cráneo y le dieron solo unos días de vida, sin embargo, contra todo pronóstico el pequeño ha logrado celebrar su primer cumpleaños. La pareja despierta cada mañana con la idea de que puede ser el último día de Jaxon, pero siguen adelante.

 

Su labor de padres no flaquea y con su página de Facebook inspiran a miles de personas y eso hace que reciban todo tipo de ayudas. Su historia es inspiración para las 92 mil personas que lo siguen en Facebook.

Jaxon desafía las leyes de la medicina
Comentarios