miércoles. 22.05.2024

Un equipo de rescate de la organización International Animal Rescue le ha dado a este bebé orangután, bautizado como Gito, una nueva oportunidad en la vida.

 

El animal fue hallado en estado de momificación, con las extremidades inferiores y superiores completamente pegadas al cuerpo. Al parecer, el orangután había sido tirado a la basura en una caja de cartón para dejarlo morir allí. La asociación cree que alguien mató a la madre del bebé orangután para vender a Gito como mascota.

 

El comprador de Gito debió perder el interés en el pequeño orangután, lo metió en una caja y lo dejó con un poco de leche condensada. Gito envolvió sus brazos y piernas alrededor de su cuerpo, y esperaba dentro de la caja de cartón la muerte. Afortundamente ha sido salvado y ahora le queda un largo camino de recuperación.

 

La terrible historia de Gito