martes 18/1/22

Un vietnamita adopta bebés para salvarlos del aborto

La mujer de Tong Phuoc Phuc, un vietnamita de 44 años tuvo problemas al dar a luz, y su vida corría peligro. Entonces hizo una promesa: «Si todo sale bien, yo me dedicaré a ayudar a otras personas».

La mujer de Tong Phuoc Phuc, un vietnamita de 44 años tuvo problemas al dar a luz, y su vida corría peligro. Entonces hizo una promesa: «Si todo sale bien, yo me dedicaré a ayudar a otras personas». Al darse cuenta de que tantas mujeres abortaban en su país, le pareció un deber ir por los hospitales recogiendo cadáveres de niños abortados y enterrarlos en una propiedad suya. El cementerio creció, y varias mujeres que habían abortado iban a rezar allí.

 

Entonces Phuc, al ver la situación, habló con algunas de ellas para que, si conocían a alguna chica que quisiera abortar, la llevasen a hablar con él. Desde entonces, en una casa de su propiedad, no excesivamente grande, este vietnamita acoge a mujeres solteras embarazadas que no quieren abortar y que, al mismo tiempo, no tienen medios para sacar adelante a su hijo. Allí reciben alojamiento y comida hasta que dan a luz.

 

Después, el niño se quedará allí hasta que la mujer pueda criarlo por su cuenta, o el niño se va con su madre, o Phuc y su esposa serán su familia. Después de varios desde que acogió a la primera madre soltera, Phuc ha salvado a más de 60 niños. Gracias al apoyo de algunas organizaciones católicas y budistas, y a la ayuda de algunos particulares, la obra de Phuc sigue adelante. Y se propone continuar este trabajo mientras viva.

Un vietnamita adopta bebés para salvarlos del aborto
Comentarios