lunes. 17.06.2024

La localidad de Muro de Alcoy, en Alicante, ha sido escenario de un robo con violencia que ha llevado a la detención de tres hombres y a la investigación de una mujer. Los presuntos autores, con edades comprendidas entre los 27 y 45 años, habrían cometido el delito en una vivienda, apoderándose de un botín valuado en 6.500 euros. Sin embargo, lo más sorprendente sucedió durante uno de los registros realizados por la Guardia Civil, cuando los agentes encontraron en una de las viviendas un caracal, una especie de lince.

La detención de esta banda criminal ha sido fruto de una ardua investigación llevada a cabo por las autoridades, quienes lograron identificar a los sospechosos y recolectar pruebas que los vinculaban con el robo. Tras obtener la correspondiente orden de registro, los agentes se adentraron en las viviendas de los implicados para recabar más evidencias.

Fue durante uno de estos registros que los miembros de la Guardia Civil se toparon con una sorpresa inesperada. En el interior de una de las viviendas, se encontraba un caracal, una especie de felino de tamaño mediano originario de África. La presencia de este animal exótico llamó la atención de los agentes, quienes rápidamente dieron aviso a las autoridades competentes para tomar las medidas correspondientes.

Además del hallazgo del caracal, las autoridades lograron recuperar parte del botín sustraído durante el robo, así como otros objetos relacionados con la actividad delictiva. Los detenidos y la persona investigada están siendo puestos a disposición judicial para que se esclarezcan los hechos y se determinen las responsabilidades correspondientes.

La presencia de un caracal en la vivienda de uno de los detenidos ha generado sorpresa y desconcierto entre las autoridades, quienes están investigando cómo y por qué este animal exótico se encontraba en el lugar. Se espera que se realicen las diligencias necesarias

La Guardia Civil se topa con un enorme caracal en un registro