lunes. 22.04.2024

Imagina que este verano te encuentras en la bella península de Italia, concretamente en la encantadora región de Liguria y, más específicamente, en el pintoresco pueblo de Portofino. Hay una nueva medida que debes tener en cuenta, una que ha surgido desde su ayuntamiento. Con una población de apenas 600 habitantes, este idílico pueblo de pescadores, conocido por sus deslumbrantes atardeceres y encantadoras casas de colores, ha alcanzado la fama y se ha convertido en un objetivo principal para los amantes de la fotografía.

Sin embargo, tal notoriedad trae consigo un problema. La acumulación de turistas se ha convertido en una constante, formando largas colas en el paseo marítimo, o en las estrechas calles del pueblo. Para enfrentar esta problemática el alcalde, ha instaurado una multa de 275 euros.

Para mantener un equilibrio entre la tranquilidad del pueblo y la curiosidad de los visitantes, el ayuntamiento ha creado "zonas rojas". Estas áreas están destinadas a garantizar la fluidez del tráfico peatonal desde el amanecer hasta las 6 de la tarde, sin interrupciones. Durante estos horarios, los visitantes pueden explorar libremente la emblemática Piazzetta de Portofino y sus alrededores, pasear por sus calles, disfrutar de sus comercios y deleitarse con la gastronomía local en sus tabernas y restaurantes.

Esta norma ya ha entrado en vigor y se mantendrá hasta el 15 de octubre, cuando la afluencia de turistas disminuye significativamente. Una vez pasado este periodo, Portofino vuelve a ser un paraíso para los amantes de las selfies, libre de restricciones de cualquier tipo. Así que planifica tu viaje con sabiduría y disfruta al máximo de este rincón italiano tan pintoresco.

Portofino multará por sacar selfies fuera del horario permitido