lunes. 22.04.2024

Esta mañana, los paseantes por la playa de Laxe han sido testigos de un fenómeno natural poco común: la varada de una gran cantidad de salpas. Estos pequeños invertebrados marinos, que se alimentan de fitoplacton y suelen formar enjambres, son comunes en mares ecuatoriales templados y fríos, pero desde hace años aparecen en el Atlántico, en las costas gallegas. Aunque son completamente inofensivas, su presencia ha sorprendido a los habitantes de la zona.

Desde Cemma (Coordinadora para o estudo dos mamíferos mariños) confirman que no es habitual que las salpas varen en la zona, pero podrían haber sido arrastradas a las playas de la Costa da Morte por los vientos del sur o suroeste, como los que están soplando en estos días y que mantienen las temperaturas altas. Normalmente, estas criaturas flotan sobre el agua y son llevadas por la marea, pero podrían volver a aparecer en la costa en los próximos días. Si te encuentras en la zona, ¡no dudes en acercarte a ver este espectáculo natural único!

Las salpas son un tipo de animales marinos gelatinosos que pertenecen al filo Tunicata y son parientes cercanos de las ascidias. Son organismos pelágicos, lo que significa que flotan en la columna de agua y se mueven con las corrientes marinas.

Las salpas se caracterizan por tener un cuerpo en forma de tubo o barril, que puede medir desde unos pocos milímetros hasta varios centímetros de longitud. Su cuerpo está formado por una túnica transparente y gelatinosa, que es una estructura similar a un exoesqueleto que protege al animal y le da forma.

Las salpas son filtradores, lo que significa que se alimentan filtrando el agua del mar en busca de plancton y otros pequeños organismos que flotan en ella. Aunque pueden ser encontrados en aguas templadas y tropicales, las salpas son más comunes en aguas frías, y a menudo forman grandes agregaciones en la superficie del océano. Estas agregaciones pueden ser tan densas que pueden ser vistas desde el espacio.

Las salpas son importantes en el ecosistema marino, ya que juegan un papel crucial en la cadena alimentaria, proporcionando alimento para una amplia variedad de organismos, incluyendo ballenas, peces y aves marinas.

Cientos de salpas sorprenden a los paseantes de la playa de Laxe (A Coruña)