lunes. 22.04.2024

Molina de Segura (Murcia), fue testigo de una intensa tormenta que dejó caer alrededor de 100 litros por metro cuadrado en tan solo una hora. Estas precipitaciones torrenciales provocaron una serie de incidentes que requirieron la intervención de los servicios de emergencia.

Uno de los incidentes más alarmantes tuvo lugar cuando una valiente mujer intentó cruzar una de las calles afectadas con un carrito de bebé. La fuerza del agua se tornó incontrolable, haciendo que perdiera el control y el niño cayera al agua. En medio del caos, un vecino heroico se lanzó al rescate y logró salvar al pequeño de ser arrastrado por la virulencia del torrente, mientras la madre, angustiada, salió corriendo tras el carrito, al parecer detrás de un zapato.

Estas escenas de peligro y desesperación son un claro recordatorio de los riesgos asociados con las inundaciones repentinas y las fuertes lluvias. Las autoridades locales habían advertido previamente sobre la gravedad de las condiciones climáticas y exhortado a los residentes a tomar precauciones y evitar cruzar áreas inundadas.

El vídeo viral del rescate de un niño cuya madre pretendía cruzar una riada