martes 30/11/21

Al Dépor se le escapa el derbi en la segunda parte

El Deportivo empató a dos tantos con el CD Lugo en el Ángel Carro, tras un partido vibrante en el que el Dépor fue el dominador absoluto de la primera parte y el conjunto local de la segunda.

El Deportivo empató a dos tantos con el CD Lugo en el Ángel Carro, tras un partido vibrante en el que el Dépor fue el dominador absoluto de la primera parte y el conjunto local de la segunda. Un resultado que deja a los deportivistas un punto más cerca del objetivo del ascenso a la espera de lo que puedan hacer todos sus rivales en esta jornada 37. El Dépor y el Lugo saltaron al campo en el mejor escenario posible, un estadio lleno, en una tarde de sol y con las aficiones poniendo el colofón a una jornada de fiesta inolvidable por las calles de la capital lucense.

 

Para la actuación de este sábado el técnico deportivista, Fernando Vázquez, tan solo cambió a un actor protagonista con respecto al equipo de las dos últimas semanas: Juan Carlos dejó su sitio en el once a Álex Bergantiños que regresaba a la titularidad tras varias semanas fuera por problemas físicos. En el primer tiempo los blanquiazules tuvieron el partido controlado en todo momento, sin ceder ocasiones y prácticamente posesión ante un Lugo que no renunció a su principio futbolísticos de tocar el balón con mucha calidad. La primera ocasión para el Dépor llegó en el primer minuto con un córner largo al segundo palo, que remató Lopo y sacó la defensa rojiblanca sobre la línea de gol. Fue una muestra de intenciones ya que solo hubo que esperar ocho minutos más para ver el primer tanto del partido.

 

Fue tras una gran jugada personal de Rabello en el centro del campo que, rodado de rivales, consigue habilitar a Diego Ifrán. El uruguayo encaró con potencia y al llegar a la frontal del área disparó cruzado con pierna izquierda, lejos del alcance de Dani Mallo, para conseguir abrir el marcador. De nuevo un córner, este en el 24, a punto estuvo de suponer un nuevo tanto para el Dépor. El saque de Luisinho superó al portero de los lucenses para que un defensa lo sacase bajo palos cuando se colaba ya en la portería.

 

El Lugo apenas inquietó a Lux. Dos llegadas consecutivas a balón parado fueron las únicas aproximaciones de los lucenses en la primera parte. La falta que le costó la amarilla a Laure provocó el primer córner sobre la portería deportivista en el minuto 30, justo antes de que Carlos Pita lanzase una falta que, entre Poroto y el larguero, acabó fuera. Lopo, muy activo en ataque, volvió a tener una buena ocasión en una media chilena en el área pequeña que se marchó alta.

 

Fue la antesala del segundo gol del Dépor. En el 41 Luisinho recibió en corto un saque de córner y disparó con contundencia para que Dani Mallo rechazase de nuevo a saque de esquina. Este nuevo córner sí que acabó en el fondo de la red tras el remate de Insua, tocando a contrapié del portero y anotando su tercer gol de la temporada. Pese a la ventaja en el descanso, el Dépor no renunció al ataque en la reanudación y la posesión y las llegadas en los diez primeros minutos fueron casi totales para los blanquiazules,  jugando de gris.

 

Todo cambió al producirse una gran ocasión para los lucenses en el 54, en un disparo seco desde la frontal abajo, que sacó Lux a córner. Tras esa oportunidad llegaron los mejores minutos del CD Lugo, con llegadas bien atajadas inicialmente por la defensa y el portero, mientras el Dépor lo intentaba a la contra pero sin generar ocasiones claras. Desde ese momento el dominio de los locales fue creciendo hasta convertirse casi en un monólogo.

 

Espectacular fue la parada de Lux en el 68 a remate a bocajarro de Rennella que la grada del Ángel Carro celebraba ya como gol. Pero la segunda consecutiva, tres minutos después, Rennella no la perdonó, tras un gran centro del exdeportivista Pablo Álvarez y un remate de cabeza del franco-italiano que después de pegar en el larguero se coló en la portería de Lux.

 

Las ocasiones incesantes las volvieron a materializar los locales en el 85 con un balón colgado de falta que cae muerto en la frontal del área pequeña y que Rnenella caza al vuelo aprovechando el encontronazo entre Lux y Juan Domínguez. Esa jugada provocó una gran brecha en la cabeza al diez coruñés.

 

La última oportunidad para deshacer las tablas la volvió a tener el Lugo, de nuevo por mediación de Rennella, que a la media vuelta y desde la frontal del área, a punto estuvo de sorprender a Lux. El empate final en el marcador fue el fiel reflejo de lo que sucedió en el campo lucense, una parte para cada equipo y un resultado que no contentó del todo a dos aficiones ejemplares en el día de hoy.

Al Dépor se le escapa el derbi en la segunda parte
Comentarios