jueves 26/5/22
Celebración Ascenso

Casi 30.000 personas celebran el ascenso en la fuente de Cuatro Caminos

Cerca de 30.000 personas han celebrado hoy el ascenso del Deportivo de La Coruña a la Liga BBVA en la fuente de Cuatro Caminos, adonde han acudido los jugadores del equipo en torno a la medianoche.

Cerca de 30.000 personas han celebrado hoy el ascenso del Deportivo de La Coruña a la Liga BBVA en la fuente de Cuatro Caminos, adonde han acudido los jugadores del equipo en torno a la medianoche. La ciudad gallega es una fiesta desde hace días, las calles llevan toda la semana engalanadas con los colores blanquiazules y se respiraba un ambiente de éxito que han confirmado los hombres de Fernando Vázquez ante el Jaén.

 

El coliseo deportivista estalló de júbilo con el tanto de Carlos Marchena, que sirvió para certificar una plaza en la Liga BBVA para el próximo curso tras haber descendido la pasada campaña. Cuando el árbitro pitó el final, el césped de Riazor se llenó de aficionados que celebraron junto a los jugadores el preciado ascenso, mientras otros seguían en la grada observando todo lo que sucedía a la vez que grababan en sus retinas todos los instantes de alegría.

 

Los futbolistas tardaron casi dos horas en abandonar el campo después de celebrar también en el vestuario lo que habían conseguido y, posteriormente, tomaron un autobús descubierto con el que se pasearon por las calles de la ciudad.

 

La gente les jaleaba por las calles, atestadas de aficionados, pero el destino final era la fuente de Cuatro Caminos, el santuario donde se celebran los grandes momentos blanquiazules y que en esta ocasión estaba más preparada que nunca para recibir al Deportivo de La Coruña. Allí han esperado cerca de 30.000 fieles, según el Ayuntamiento de A Coruña, que se han entusiasmado al ver llegar a sus ídolos y han estallado por la euforia del momento, que se ha desatado cuando los miembros del equipo han subido, uno por uno, a la fuente que lucía blanca y azul. Los gritos de 'Forza Dépor' y 'El Dépor es de Primera' no han cesado en ningún momento y los futbolistas han dedicado una sonrisa perenne a todos lo que estaban allí congregados.

 

El confeti saltó por todos lados al paso de los héroes y hubo unos cuantos aficionados que incluso se atrevieron a encender bengalas, aunque la Policía puso rápido freno a estas acciones que se produjeron al lado de un autobús en el que estaba escrito 'Primera para siempre', el lema de este ascenso.

 

Ibrahim Sissoko no se pudo contener y subió rápidamente a dar una vuelta de honor jaleado por el público antes de que Bicho, Pablo Insua y Marc Martínez fuesen los primeros en salir a escena llamados por el conductor del acto. Marchena, el goleador del partido, se llevó una ovación especial y un cántico de 'Marchena saca el machete' mientras que Álex Bergantiños exclamó: "Barça, Madrid, el Dépor ya está aquí". El último jugador fue el portero Germán Lux, que se acordó de su hijo Tomás, y dio paso al entrenador, Fernando Vázquez, por un pasillo formado por sus hombres que le decían: 'Fernando, corre la banda'.

 

El presidente, Tino Fernández, tuvo el último turno antes del festejo colectivo, varias vueltas a la fuente y múltiples y emotivos momentos que se prolongaron durante más de una hora hasta que el equipo se marchó a cenar. "Gracias a todos, lo mejor del deportivo somos los deportivistas, siempre juntos, siempre unidos, nunca nos van a ganar", expresó el máximo mandatario blanquiazul, antes de seguir la fiesta del ascenso.

Casi 30.000 personas celebran el ascenso en la fuente de Cuatro Caminos
Comentarios