domingo. 03.07.2022

El fútbol como fórmula de inversión

Aunque los aficionados al fútbol tan solo pueden ver este deporte como ocio, es innegable que es un claro negocio para muchos inversores. Está claro que hay muchos clubs y jugadores que se mueven por algo más que por el simple dinero, pero lo cierto es que el mercado del fútbol está regido por intereses económicos.

Aunque los aficionados al fútbol tan solo pueden ver este deporte como ocio, es innegable que es un claro negocio para muchos inversores. Está claro que hay muchos clubs y jugadores que se mueven por algo más que por el simple dinero, pero lo cierto es que el mercado del fútbol está regido por intereses económicos.

 

Por una parte, tenemos el sector de las apuestas deportivas que no ha parado de crecer en los últimos años. En el sitio WAB podemos encontrar algunos códigos promocionales que nos servirán para entender cómo funcionan. Si investigamos un poco más sobre este mundo, descubriremos como muchos multimillonarios compran participaciones de ciertos clubs a precios desorbitados. Tampoco nos podemos olvidar de que algunos clubs cotizan en Bolsa. Vamos a analizar este tema en detalle.

 

Fútbol y cotizaciones en Bolsa

Para saberlo todo sobre este tema, tenemos que hacer un viaje en el tiempo hasta el año 1983, momento en el que el primer club empezaría a cotizar en Bolsa. Este club era el Tottenham Hotspur. No obstante, tendrían que pasar todavía 2 décadas más para que pudiéramos ver alguna regularización que les permitiese cotizar en Bolsa.

 

Fue el indicativo STOXX Europe Football que se constituiría en el año 2002 y que incluiría tanto a los clubes europeos, como a los turcos. El índice tiene la labor de especular con los resultados relativos a los distintos equipos, pero lo cierto es que lo que realmente manda es la ley de la oferta y la demanda.

 

Estos son algunos de los clubes que actualmente cotizan en bolsa: Juventus, Sporting de Lisboa, Porto, Ajax, Ruch Chorzow, Tekeks ad tetovo, Bröndby, Fenerbahce o Borussia Dortmund. Además, conviene recordar que los clubs de fútbol tienen mucha influencia entre ellos. Aunque no nos guste el fútbol, es innegable que puede ser muy rentable si lo vemos desde el punto de vista financiero. De la misma manera que a la hora de trabajar con cualquier inversión, tendríamos que estudiar su viabilidad financiera.

 

No nos estamos refiriendo a utilizar un código promoción para que una apuesta deportiva nos pueda salir más rentable, si no a otras inversiones que requieren de más conocimientos y de un capital mayor. Un error muy común que suele cometer el ciudadano cuando quiere optar por esta forma de inversión es basar nuestra felicidad en ello. Si tu equipo se alza con la victoria esta semana, estaremos contentos, y todavía más si esto nos hace ganar dinero.

 

El problema es cuando ocurre lo contrario. Por el momento, no tenemos ningún club de la LFP (Siglas de Liga del Fútbol Profesional) que haya salido a los parqués bursátiles, y esto tiene su razón de ser: a los equipos se le exigen 3 años de beneficio para poder dar este paso. Recordemos que nuestros clubs todavía están “saneándose” después del impacto de la crisis económica. Así que, cuando hablemos de fútbol, recordemos también lo rentable que es este sector.

El fútbol como fórmula de inversión
Comentarios