sábado 23/10/21

La Fiscalía pide reabrir el "caso Jimmy" al no haber declarado el testigo protegido

La Fiscalía de Madrid ha pedido la reapertura de la causa que investiga la muerte del seguidor del Deportivo de La Coruña Francisco Javier Romero 'Jimmy', al argumentar que no se ha tomado declaración al testigo protegido que apuntó en el juzgado de menores a cuatro ultras como los autores.

La Fiscalía de Madrid ha pedido la reapertura de la causa que investiga la muerte del seguidor del Deportivo de La Coruña Francisco Javier Romero 'Jimmy', al argumentar que no se ha tomado declaración al testigo protegido que apuntó en el juzgado de menores a cuatro ultras como los autores. El Ministerio Público ha presentado ya el recurso de reforma subsidiario de apelación contra el auto del titular del Juzgado de Instrucción Número 20 de Madrid que acuerda el sobreseimiento provisional y archivo de la pieza separada "homicidio y lesiones" ya que "resulta imposible" identificar a los autores de su muerte.

 

Pero también ha interpuesto otro recurso de reforma subsidiario de apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid contra el auto del juez que deniega las diligencias de prueba solicitadas por la Fiscalía, entre la que sobresale la petición para que comparezca el testigo protegido G303.

 

La Fiscalía, en ambos recursos, justifica la reapertura del caso al entender que esa declaración puede resultar "fundamental" para la causa y de ahí que la considere "absolutamente necesaria". Fue esta persona la que señaló en su declaración ante el Juzgado de Menores 4 de Madrid a cuatro personas como los autores materiales de la muerte de Jimmy, entre ellas un menor, que fue condenado por este juzgado y luego absuelto por la Audiencia Provincial de Madrid.

 

El juez decidió no tomar declaración al hacer suyos los argumentos expuestos en la sentencia de la Audiencia de Madrid que absolvió y que se basaban en el relato del testigo protegido como principal prueba de cargo, que fue ampliamente desmontado por los magistrados. "No ofrecen garantía alguna de veracidad", "presentan relevantes discrepancias entre sí", "carecen intrínsecamente de credibilidad" y "no están suficientemente corroboradas por otros datos o elementos objetivos" son los principales reproches a esas declaraciones. Pero también porque, como recuerda el magistrado, está persona está imputada en el procedimiento de mayores por un delito de riña y por tanto su testimonio carece de credibilidad puesto que puede mentir, como ya advirtió la Audiencia de Madrid.

 

No obstante, la Fiscalía reitera que se le tome declaración en calidad de investigado, por lo que, en tal caso, no gozaría de protección y su identidad sería revelada. Insiste el Ministerio Público porque defiende que su testimonio no solo es "fundamental" sino, como deja constancia el propio juez, porque "no hay otros testigos presenciales directos de los hechos", puesto que la mayoría de los investigados en la causa principal, la que tiene por objeto la riña tumultuaria, se acogió a su derecho a no declarar".

 

Se da la circunstancia de que precisamente una de esas personas que se acogió a no declarar fue el propio testigo protegido, meses antes de que gozara de esta condición, que se le concedió cuando acudió de repente a comisaría para contarlo todo. Pese a todo, la Fiscalía sigue defendiendo que "hasta la fecha" el testigo protegido es "el único que ha identificado a los autores de la muerte de Jimmy y de las lesiones de Santiago", el otro ultra que fue arrojado al río Manzanares el 30 de noviembre de 2014 en las inmediaciones del estadio Vicente Calderón.

 

También rechaza de plano la Fiscalía los argumentos expuestos por el juez para negar cualquier valor a la identificación de los presuntos autores practicada por la Policía tras visualizar un vídeo que, según el juez, tiene mala calidad y baja resolución. Pero dicho vídeo fue analizado por Policía Científica que concluyó que "no era posible realizar estudios fisonómicos ni antropométricos de las personas arrojadas al río", lo que echaba por tierra la versión policial que aseguraba tener identificados a los presuntos autores. Con todo, el Ministerio Público entiende que el juez no ha de basarse sólo en las imágenes del vídeo sino también "en la previa experiencia" de los miembros de la Brigada de Información. Los agentes, añade, explicaron "debidamente" en sede judicial cómo llegaron a la identificación "a partir del análisis completo de las imágenes y de su previo saber y conocimiento de los grupos ultras que enfrentaron el día de los hechos y de sus miembros".

Comentarios