sábado. 13.07.2024

El Celta de Vigo informó este miércoles de que sus abonados de la grada de Preferencia serán reubicados en Río Alto y Río Bajo para acometer las obras de reforma en el estadio municipal de Balaídos.


Unas obras que se iniciarán tras el partido de Liga que enfrentará al conjunto dirigido por Eduardo "Toto" Berizzo con el Atlético de Madrid el próximo domingo 15 de febrero en el estadio vigués.


La reforma integral del estadio donde juega como local el Celta de Vigo comenzará por Preferencia/Tribuna y se estima que ésta grada estará finalizada para el comienzo de la próxima temporada.


"Ante la necesidad de cerrar la grada de Preferencia para acometer las labores de reforma, los abonados con butacas en este graderío serán reubicados en Río Alto y Río Bajo, en función de la situación que ocupan actualmente en su grada", explica el Celta en su comunicado de prensa.


El club que preside Carlos Mouriño informa además de que los socios afectados deberán pasar por la oficina de abonados del club, situada en los bajos de Balaídos, para recoger sus carnés actualizados, con los que podrán acceder a sus nuevas localidades desde el encuentro de Liga ante el Elche CF del próximo lunes 2 de marzo.


El club, en su comunicado, agradece a los abonados su "colaboración" y su "comprensión" ante este traslado, necesario para poder disfrutar "en un futuro cercano del Balaídos que el celtismo merece".

Las obras obligan al Celta a reubicar abonados tras el partido contra Atlético