domingo. 27.11.2022

Mouriño recuerda que un equipo no puede vivir por encima de sus posibilidades

El presidente del Celta de Vigo, Carlos Mouriño (Vigo, 1943), se hizo con las riendas del equipo gallego hace 16 años, cuando estaba en Segunda división y atravesaba un momento "muy malo, con una deuda de 80 millones de euros".
carlos-mourino
El presidente del Celta de Vigo, Carlos Mouriño (Vigo, 1943), se hizo con las riendas del equipo gallego hace 16 años, cuando estaba en Segunda división y atravesaba un momento "muy malo, con una deuda de 80 millones de euros".

Hoy, sueña en Nueva York con que el Celta pueda abrir una veintena de escuelas de fútbol en suelo estadounidense, pero sin olvidar que, para triunfar, el club no puede vivir por encima de sus posibilidades.

"Muchas veces, lo que no entiende la afición es que no puedes vivir jamás por encima de tus posibilidades, porque al final vas al fracaso. Tienes que vivir de la realidad y, muchas veces, cuando hablas de esta realidad te achacan que no tienes ambición o no tienes interés por mejorar", dice el empresario gallego en una entrevista a EFE concedida en las oficinas de La Liga North America en la Gran Manzana.

UNA MENTALIDAD EMPRESARIAL

Para justificar sus apuestas deportivas y empresariales, desde el desarrollo de la cantera hasta el proyecto Galicia Sports 360 -la joya de la corona celeste-, la internacionalización del equipo o la contratación del consultor externo Luis Campos, Mouriño se remonta al momento en el que adquirió el club en 2006, decidido a aplicar "una mentalidad muy americana, muy de negocio", y que le enfrentó con parte de la afición.

"Un equipo de fútbol tenía que ser una empresa bien organizada, con un rigor extraordinario y, a partir de ese rigor, poder asentarse en la parte deportiva, y fue lo que hicimos. Fue una planificación a medio y largo plazo y la llevamos muy bien y creo que lo hemos conseguido", subrayó Mouriño, que vio como el equipo descendía cuando solo llevaba un año llevando sus riendas.

Apostó entonces por organizar el club "cien por cien como una empresa", "con rigidez", "hasta, si quieres verlo de alguna manera, aunque no me guste mucho la palabra, con tacañería" para defender hasta el último euro.

Fue ahí cuando, asegura, decidió impulsar la cantera del equipo, "también en contra de la afición, que prefería que gastáramos los 500 o 600 mil euros de la cantera en comprar jugadores para subir de Segunda a Primera lo antes posible".

"Pero nos dio resultado, al cabo de 4 años subimos a Primera división teniendo en el equipo titular más o menos entre siete y ocho canteranos por partido", dice, antes de presumir de que su cantera fue elegida dos años como la mejor de España y que los cuatro mayores goleadores españoles de la liga pasaron por ella.

GALICIA SPORTS 360

El regreso a Primera división, confiesa Mouriño, ayudó a sanear las cuentas del club y permitió avanzar en su transformación, pero sin dejar de mantener la "rigidez con los gastos" con el presupuesto de 80 millones de euros del club.

"Ahora estamos enfocados en la culminación del proyecto GS360 y ya, sin ningún miedo, hablar de factoría del deporte gallego", que Mouriño espera poder ver completada en tres años, gracias a los fondos CVC del Proyecto Impulso, que suponen la distribución de 1.994 millones de euros entre los clubes españoles.

GS360 incluye, además de una ciudad deportiva, un centro de innovación y formación y otro de turismo deportivo y restauración y se centrará también en aspectos de ocio, en el desarrollo de la cantera o el desarrollo del deporte en toda Galicia y todas las disciplinas.

Mouriño destaca que además de permitir el desarrollo de la cantera, también supondrá un aumento de los ingresos para tener la posibilidad de fichar nuevos jugadores.

LA INTERNACIONALIZACIÓN DEL CELTA

"Habiendo conseguido todos estos pasos", dice Mouriño, ahora el club busca, como en este viaje a Nueva York, profundizar en la internacionalización para que la gente conozca al equipo.

"EEUU es el gran referente del mundo del deporte, por tanto es un referente impresionante para nosotros", dice Mouriño, que asegura buscar contactos "en todo lo que se pueda hacer, desde patrocinadores americanos, hasta más escuelas americanas", pasando por cooperación y acuerdos con clubes.

"Es parte de nuestra expansión internacional, que es el paso más importante que nos quedaba por dar", concluye.

LA APUESTA POR LUIS CAMPOS COMO ASESOR DEPORTIVO

Con el mismo convencimiento con el que defiende su proyecto deportivo-empresarial y la necesidad de ajustarse al presupuesto, Mouriño justifica su confianza en Luis Campos, a quien muchos responsabilizan del último giro en el equipo que ha desembocado en la destitución del entrenador argentino Eduardo "Chacho" Coudet por el portugués Carlos Carvalhal.

Para el presidente del Celta, la contratación de Campos como un asesor deportivo externo que también trabaja para el PSG, se trata de una innovación para poder contar con alguien "que ha tenido un éxito tremendo y que nosotros no podríamos tener en exclusiva".

En este sentido, asegura que, sin intentar vivir por encima de sus posibilidades, Campos es parte de la "pelea por estar lo más arriba", asumiendo el riesgo de un posible descenso.

"Pero esos son los riesgos: el que no quiera riesgos que no esté en esto. Los que dirigimos tenemos que ser conscientes de que la comodidad no existe y en el fútbol sufres tanto por arriba como sufres por abajo", dijo en referencia a que el equipo se encuentra, actualmente, en puestos de descenso.

Mouriño recuerda que un equipo no puede vivir por encima de sus posibilidades
Comentarios