viernes 22/10/21

Seis goles para acabar con la maldición del Real Madrid en Alemania

Redacción.- El Real Madrid trasladó su espectacular estado de forma a Europa y dejó prácticamente decidida su eliminatoria de octavos de final de la Champions League

El Real Madrid trasladó su espectacular estado de forma a Europa y dejó prácticamente decidida su eliminatoria de octavos de final de la Champions League. Si alguien dudaba de que este equipo fuera capaz de ganar en Alemania, ha obtenido seis goles como incuestionable respuesta a su incertidumbre.

Pronto se puso el partido de cara para los madridistas. Sólo necesitaron 13 minutos para estrenar el marcador. Cristiano Ronaldo devolvió de tacón una pared a Bale y el rechace fue aprovechado por Benzema, que no perdonó en el mano a mano.

Pudo empatar el Schalke en la siguiente jugada, pero lo evitó la enésima demostración de reflejos de Casillas. Paradón del capitán madridista que dejó atónita a la grada del Veltins-Arena, que ya cantaba el tanto en el tiro a bocajarro de Draxler. Vibrante había comenzado el encuentro y el golazo de Bale en el 21’ lo embelleció aún más. Si el galés sorprendió a todos el pasado sábado con un tremendo obús desde 30 metros, esta vez se sacó de la chistera una jugada antológica. Benzema, muy inteligente, robó el esférico a Santana en la presión y se lo entregó al de Cardiff, que amagó el disparo, se deshizo de dos rivales con sendos recortes y batió a Fährmann.

La lección de pegada estaba siendo digna de elogio. Incluso pudo llegar el tercero a la media hora de juego, pero el remate de Cristiano Ronaldo desde la frontal del área golpeó en el poste. Si la renta obtenida estaba siendo más que interesante, mejor aún era la impresión que se estaba dando sobre el césped. Cristiano Ronaldo volvía a intentarlo en el 36’, pero el portero local estuvo muy acertado en el mano a mano.

No fue la última de la primera mitad, aún hubo dos más. La primera estuvo en las botas de Benzema, que remató elevado desde el punto de penalti en el 43’, y la última la tuvo el mejor jugador del mundo, que no pudo superar a Fährmann dentro del área. Cristiano Ronaldo estaba mereciendo marcar y el premio llegó en el 52’, cuando finalizó un contragolpe de forma maravillosa. Recibió en la frontal, encaró a su rival, se deshizo de Matip con una perfecta bicicleta y definió con la zurda. Cinco minutos más tarde se firmó el cuarto y el segundo en la cuenta particular de Benzema. Cristiano Ronaldo pisó el esférico y espero la llegada del galo, que se plantó en el área y, con una tranquilidad pasmosa, recortó a Fährmann y marcó a placer. Benzema no fue el único que logró un doblete. Bale no le fue a la zaga e hizo el quinto de su equipo. Ramos recuperó el esférico en el 69’ y se inventó un pase en profundidad a la espalda de la defensa local. El galés hizo el resto. Y como no hay dos sin tres, también llegó el turno de Cristiano Ronaldo en el 89’. El luso superó a Ibrahimovic como máximo goleador de la competición y cerró la goleada y el resultado más abultado de todos los que se han producido en la ida de los octavos de final de la presente edición de la Champions League. Huntelaar, en el descuento, anotó el gol del Schalke.

fuente:realmadrid.com

Comentarios