martes 18/5/21

Sergio: "Nunca olvidaré el derbi del año pasado"

El portero del Celta de Vigo, Sergio Álvarez, admitió hoy que jugar un derbi contra el Deportivo "siempre es especial" por la rivalidad existente entre ambos clubes, y de todos los clásicos que ha disputado dijo que nunca olvidará el de la pasada temporada, cuando detuvo un penalti en el minuto 89 al bosnio Haris Mendujanin que supondría el 2-2.

El portero del Celta de Vigo, Sergio Álvarez, admitió hoy que jugar un derbi contra el Deportivo "siempre es especial" por la rivalidad existente entre ambos clubes, y de todos los clásicos que ha disputado dijo que nunca olvidará el de la pasada temporada, cuando detuvo un penalti en el minuto 89 al bosnio Haris Mendujanin que supondría el 2-2.

 

"Mi mejor recuerdo es la victoria del año pasado en nuestra casa, ayudando al equipo a ganar el partido con ese penalti parado en los últimos minutos. Siempre será un recuerdo inolvidable para mí y siempre estará en mi cabeza", comentó en rueda de prensa. El canterano admitió que en el vestuario celeste hay "ganas" de resarcirse de la derrota de la primera vuelta en Riazor, donde el Deportivo superó al Celta en uno de los peores partidos de la temporada del conjunto dirigido por Eduardo "Toto" Berizzo.

 

"Un derbi siempre es un partido importante tanto para la afición como para la ciudad. Intentaremos prepararlo lo mejor posible esta semana para el sábado conseguir tres puntos que serían importantes para seguir donde estamos y para darle una alegría a nuestra afición", indicó. Sergio no quiere "excusas" y avisa que ni las bajas por lesión de Fontás, Hernández, Marcelo Díaz o Aspas ni el viaje con sus respectivas de los nueve internacionales pueden servir para justificar cualquier resultado que no sea la victoria.

 

"Es cierto que un partido siempre se prepara mejor estando todos, pero ya estamos acostumbrados a que se marchen jugadores. Las circunstancias son las que mandan y no podemos buscar excusas en bajas de jugadores que no pueden estar con nosotros", advirtió. A pesar de que el Celta aventaja e doce puntos a su eterno rival en la clasificación, el portero de Catoira eludió el papel de favorito porque "las dinámicas en este tipo de partidos no importan, con eso no nos llegará para ganar el derbi".

 

"Nosotros jugamos en casa y por eso podemos tener una pequeña ventaja pero creo que no podemos hablar de favoritos porque los derbis siempre son igualados y cualquiera de los dos puede ganar", subrayó. Finalmente, el canteranos se mostró convencido de que Balaídos se vestirá de gala para recibir al Deportivo: "El campo va a estar lleno, la gente nos va a apoyar al máximo y en los momentos complicados nos apoyará más que nunca para ganar el partido".

Comentarios