miércoles. 29.05.2024

El vilagarciano Martín Rey (Padronés Cortizo) ha sido el ganador de la XXI Volta a Galicia tras la disputa este domingo en Pontevedra. 

En el podio de la emocionante carrera ciclista, Martín Rey (CC Padronés-Cortizo) fue acompañado por Samuel Fernández (Caja Rural-Alea). Completando el podio, estaba el ciclista mexicano Edgar Cadena, quien se alzó con el tercer puesto en la clasificación final.

Este podio es un testimonio de la habilidad, el esfuerzo y la perseverancia de estos destacados ciclistas en la carrera. A pesar de los desafíos y los momentos de tensión en la competición, su enfoque en el deporte y su determinación los llevaron a alcanzar un lugar destacado en la clasificación, brindando un emocionante espectáculo a los aficionados al ciclismo

martin-rey-ganador-volta-ciclista
Martín Rey, abrazado a su padre David a la izquierda

Martín Rey,  una promesa del ciclismo

Nacido en el año 2003 en el municipio arousano de Vilagarcía, Martín Rey es ampliamente reconocido como una de las jóvenes promesas del ciclismo gallego. Su carrera en el mundo de la bicicleta comenzó a tomar forma cuando tenía tan solo 12 años, cuando se unió al equipo Padronés, donde forjó sus habilidades y desarrolló su pasión por el ciclismo. Durante su etapa como ciclista júnior, dio un paso adelante y se unió al equipo Bembibre, continuando con su crecimiento y aprendizaje en el deporte.

Más adelante, Martín Rey decidió aceptar el desafío de competir con el equipo Rías Baixas, una oportunidad que le permitió enfrentarse a mayores retos y ganar experiencia en el competitivo mundo del ciclismo. Sin embargo, su viaje lo llevó de regreso al equipo Cortizo, donde actualmente se encuentra, con un objetivo claro: destacar en las competencias y pavimentar el camino hacia el pelotón profesional.

Con su dedicación, pasión y determinación, Martín Rey continúa trabajando arduamente para alcanzar sus metas en el ciclismo y demostrar su valía como uno de los talentos emergentes en el panorama del ciclismo gallego. Su trayectoria hasta ahora es un testimonio de su compromiso con este apasionante deporte y su búsqueda constante de la excelencia en las carreteras.

Es importante destacar que desde temprana edad, Martín Rey ha contado con el apoyo incondicional de sus padres, David y Blanca. Ellos han estado a su lado día a día, brindándole su apoyo en cada etapa de su desarrollo como ciclista, desde los primeros entrenamientos hasta su crecimiento como una de las promesas del ciclismo gallego. La dedicación y el respaldo constante de sus padres han sido fundamentales en su camino hacia el éxito en el mundo del ciclismo, y su influencia ha dejado una huella indeleble en su carrera deportiva.

El vilagarciano Martín Rey gana la XXI Volta a Galicia, el más joven de la historia